La llamada “crisis de los refugiados” —con sus dramas humanos, su problemática gestión y su trasfondo geopolítico— ha sido sin duda alguna el tema informativo clave durante este verano que ahora se desliza hacia su fin en toda Europa, ocupando titulares televisivos, portadas de prensa, opiniones y llamamientos de toda índole: pateras arribando en nuestras