Uno de los libros raros más extraordinarios que ha llegado hasta nosotros a través de la historia es el Manuscrito Voynich. A primera vista no es más que un pequeño libro de finales del medievo, escrito con tinta negra sobre pergamino, al que le faltan algunas páginas. Sus ilustraciones en color, extensas y abundantes (aunque