En mi anterior post mencionaba la creciente obsolescencia tecnológica como uno de los problemas vinculados a la brecha generacional entre nuestros usuarios (y aún entre los profesionales), en la medida en que novedosas tecnologías desarrolladas a lo largo del pasado siglo han quedado rápidamente relegadas al olvido. Hoy me voy a ocupar de otra tecnología