A modo de introducción En mi post de hace ya unos meses os había contado la historia del Frysklab, un laboratorio de creación iniciado desde la biblioteca en el que el accceso al conocimiento para niños y  jóvenes se basa en la creación y colaboración mediante la utilización de nuevas tecnologías. La semana pasada durante