El elemento legal diferenciador entre el software propietario y el software libre son los derechos y “libertades” que éste último ofrece a los usuarios. Estos derechos quedan reflejados en las licencias del programa, una licencia libre totalmente opuesta a las licencias reservadas del software propietario. Las licencias GPL (General Public License) han sido el punto