jóvenes Archives - BiblogTecarios

jóvenes Archive

8 cosas que he aprendido trabajando con adolescentes desde la biblioteca

Estamos acostumbrados a describir la adolescencia como una etapa complicada y conflictiva y a etiquetar a los adolescentes como difíciles de tratar. Que si es imposible captar a este perfil de usuario, que si no les interesa la cultura, que si no leen… en definitiva, estamos demasiado acostumbrados a percibir la adolescencia como un problema

10 mandamientos para reconciliarse con los libros

No os engañéis. Aunque el título de este post me ha quedado algo bíblico, no está en mi intención imponeros nada, y mucho menos en plena canícula. En su libro Como una novela (Anagrama), Daniel Pennac nos dice: “El verbo leer no soporta el imperativo. Aversión que comparte con otros verbos: el verbo «amar»…, el verbo

El club de los jóvenes poetas

La poesía es el nombre de pila de la vida. Rayden #quéespoesía Son jóvenes en torno a los 20 años, hiperformados, hijos de la crisis, integrantes de una nueva generación de artistas y creadores. Son un movimiento cultural. Han nacido con Internet y las redes sociales. Pertenecen a esa generación etiquetada como millennials, los nacidos

Espacios de creación para niños y jóvenes

El pasado 13 de marzo asistí a un evento TEDx  sobre el juego y su aplicación en diversos campos, entre ellos la educación. Los dos vídeos que se proyectaron sobre educación y videojuegos me resultaron tan inspiradores que me hicieron pensar en qué conexión podrían tener estas ideas disruptivas con las bibliotecas en particular. Y

Son los públicos, estúpido

Comienza un nuevo ciclo anual y en la biblioteca nos ponemos a dar vueltas a esta actividad o a aquel servicio. Analizamos si ha funcionado, si hay que modificarlo para que tenga una mayor aceptación, o tal vez suprimirlo sin contemplaciones y sustituirlo por alguna otra idea ingeniosa. Y entonces me asaltó la duda. Lo

El proceso de información en los jóvenes y las nuevas formas de lectura

Hace unos años, un amigo me contaba que cuando se inventó el tren, la gente que montaba para realizar un viaje, se mareaba y vomitaba por las ventanas, debido a la extraordinaria (hasta entonces) velocidad de 30 km/h que alcanzaba la nueva tecnología. Ahora, sin embargo, conducimos a 140 km/h, o nos lanzamos en picado en