La lectura de este artículo nos lleva a la conclusión de que a pesar de vivir en una sociedad dominada por la información, no se ha dado de forma generalizada un alto número de interesados en cursar los estudios universitarios de información y documentación en cualquiera de sus niveles.  Destacándose un pico de crecimiento en