El pasado fin de semana tuve la oportunidad de participar y disfrutar la quinta edición del Encuentro de Editores Inclasificables, actividad que se está convirtiendo en clásico para dar la bienvenida al otoño y abrir el nuevo curso en Salamanca. Más conocido como sólo #Inclasificables, durante tres días, convierte a la Biblioteca Pública de Salamanca