Los sistemas de participación ciudadana son comunes en otros países y ciudades. La larga experiencia que ya existe es ampliamente positiva. Los estudios muestran que, independientemente del país y cultura de los que se trate, los sistemas de participación ciudadana crean ciudades y, en nuestro caso también bibliotecas, que cuidan mejor a sus habitantes y