Hay quienes piensan que unos nacen organizados y otros no. Hay quienes están convencidos de que este sino es irremediable. Hay quienes no tiraron la toalla pues nunca la recogieron. Sin embargo, ser organizado es tan sencillo como observar a los que ya lo son y quedarse con lo que a uno le sirve, reproducirlo