La contundente entrada que ayer publicó nuestra compañera Mercedes Carrascosa en este mismo espacio, señalando la necesidad de entendimiento entre los responsables técnicos y los políticos para que las bibliotecas puedan ejercer con éxito su función, me viene al pelo para insistir hoy en algo que viene preocupándome de largo: las decisiones irresponsables de algunos