En las diferentes jornadas, encuentros, acciones formativas, etc., en las que tengo la oportunidad de conversar con bibliotecarios municipales acerca de la lectura, el libro y el futuro de la biblioteca pública, escucho una y otra vez las palabras incertidumbre, preocupación, duda, desasosiego. No es inquietud baladí, ni descubrimiento reciente. La biblioteca el bibliotecario, están