Ya se acercan días de grandes festejos y, cómo no, también los bibliotecarios tendremos oportunidades para celebrar esas fechas en reuniones con familiares y amigos, cenas de empresa (aquellos que “tengan” una empresa que se lo pueda permitir en estos tiempos), cotillones de Nochevieja o de Reyes… Y quizá en alguna de esas ocasiones tendremos