Nuestro viaje por la historia bibliotecaria llega a la Edad Moderna. El poso dejado por el Renacimiento asienta los conocimientos científicos, y consolida los cambios que hemos ido viendo en etapas anteriores. El siglo XVII es un siglo de crisis económica, provocada por los largos conflictos bélicos que consumieron los recursos de las potencias europeas.