¿A cuántos usuarios normales y corrientes les interesa saber realmente dónde está el Depósito dentro de nuestra biblioteca? ¿Es trascendental informar de los colores y numeración de la CDU nada más entrar al edificio? ¿Un quinto cartel en la misma pared añade más información o difumina la existente? El primer elemento visual que debería percibir