Si el exterior de los bibliobuses puede convertirse en el reclamo perfecto en favor de la lectura y de los servicios de biblioteca pública, el interior es el lugar donde hemos de desarrollar todo aquello que hemos prometido desde fuera. Para ello será muy beneficioso el diseño de un ambiente adecuado que favorezca tanto el