Hace unas semanas que supe de la existencia de un nuevo Sistema integrado de gestión bibliotecaria (SIGB) y la verdad es que todavía me sorprende su impecable puesta en marcha teniendo en cuenta las particularidades de su desarrollo. Porque que un equipo construya un SIGB nuevo no es una noticia, pero que ese equipo esté