Cuando se habla de software libre la mayoría de gente lo asocia a software gratis, y al decir “gratis” entienden que el coste debe de ser 0. Pero esto no es así, y la mayoría de veces se dan cuenta cuando intentan instalar algún software y necesitan la ayuda de un informático, al que tienen