Como sin duda la mayoría sabréis, en el momento de publicar este post en España estamos inmersos en plena campaña electoral [note el tono irónico quien lea esto desde cualquier lugar de España]. De ahí que haya caído en la tentación de revisar (confieso que sin fe) los programas electorales de algunas formaciones políticas en