Como quien no quiere la cosa, ya pasó el Jueves Lardero —Jueves de Todos se llama en esta tierra burgalesa en que moro— y hoy entramos ya de lleno en la celebración del Carnaval, la fiesta más popular y desinhibida del calendario, cuyos actos se prolongan como poco hasta mediados de la semana que viene.