Durante el último año he tenido la suerte de trabajar en la Biblioteca de Galicia. Unos de los aspectos que más me ha llamado la atención ha sido el significativo número de donaciones y cesiones que reciben procedentes de algunos de los más eminentes eruditos gallegos. Habiendo tenido que manejar en ocasiones estas colecciones, he