De que el ejercicio de leer es un medio de enriquecimiento personal y de integración social imprescindible sólo dudan los que no leen; y si no que se lo cuenten a Martín Murillo que, primero con su trayectoria vital y luego con una dedicación ejemplar, trabaja cada día por el fomento lector entre las personas