Organizar los contenidos siempre ha sido una tarea bastante complicada, tiene mucha dificultad, sobre todo si no estamos especializados en la materia. Esta labor no es desconocida para el personal especializado en archivos, bibliotecas o museos, pero hay que señalar que no se puede aplicar el mismo método para organizar documentos físicos que para los