Esa expresión es la que podrían gritar y difundir a amigos, familiares y al resto del mundo aquellas personas que decidan realizar su boda rodeado de libros, estanterías, mesas y demás mobiliario. Pero… ¿en una biblioteca?… ¿esto es un antojo de los ricos que se casan donde quieren? Pues sí y no. Te puedes casar