Cuando se escribe sobre bibliotecas especiales de titularidad pública, se piensa en las hospitalarias, en las escolares, incluso en las bibliotecas de los centros penitenciarios… pero pocas veces se piensa en las bibliotecas de los ejércitos, y sin embargo constituyen una extensa red de centros documentales, poseedoras de riquísimos fondos, y pese a ello muy