Viaje y lectura es un binomio difícil de disgregar, es de carácter reversible, conjugable en ambos sentidos, viajar al leer o leer al viajar; aunque en este caso el orden de los factores sí altera el producto. La lectura como viaje es una metáfora recurrente, y el viaje en sí, por otro lado, es tema