Es más conocido para todos nosotros el término de bibliotecas infantiles pero hay que decir que no es lo mismo que una bebeteca. El origen de la palabra bebeteca proviene de la 5ª Conferencia Europea de Lectura celebrada en Salamanca, en la Fundación Germán Sánchez Ruipérez en julio de 1987. Para Mercè Escardó i Bas