Aunque pueda haber quien siga teniendo la visión de las bibliotecas como meras almacenadoras de libros y polvo (afortunadamente cada vez en mayor número y medida), la realidad diaria de estas muestra a quien quiera verlo que es una idea preconcebida y sobre todo errónea. Las bibliotecas son, y así deben ser vistas, contenedoras y