Las bibliotecas públicas se han adaptado a distintos tipos de público. El infantil tal vez sea el más específico y sobre el que más se ha escrito y trabajado. Pero, ¿qué pasa con el otro extremo de la pirámide? Los usuarios mayores también presentan necesidades e intereses específicos que pueden y deben ser atendidos desde