En esta tercera (y última ocasión) repasaremos los diferentes soportes que podemos encontrar en nuestras unidades de información empleando tecnologías de almacenamiento óptico o magneto-óptico, que aún parecen controlar —en alguno de sus formatos— el mercado de consumo ciudadano. Sin embargo, no parece que esta situación vaya a prolongarse durante mucho más tiempo, de manera