Hace diez años Tim O’Reilly hizo mención a la Web 2.0 y en ese momento todo cambió. La web se fue adaptando poco a poco al nuevo planteamiento que propugnaba como valores superiores la interoperabilidad y la colaboración. Junto a las tecnologías que lo estaban haciendo posible surgió la filosofía del open access (conocimiento accesible