Estamos acostumbrados a describir la adolescencia como una etapa complicada y conflictiva y a etiquetar a los adolescentes como difíciles de tratar. Que si es imposible captar a este perfil de usuario, que si no les interesa la cultura, que si no leen… en definitiva, estamos demasiado acostumbrados a percibir la adolescencia como un problema