Si hay un estereotipo arraigado en la sociedad es la biblioteca está gobernada por una mujer mayor con gafas y moño, imponiendo silencio en la sala de lectura con un dedo en los labios. Aunque la realidad actualmente es muy diferente, no son pocas las personas que, cuando les dices tu profesión, intentan imaginarte en