Las políticas de información y las TIC: un acercamiento - BiblogTecarios

Las políticas de información y las TIC: un acercamiento

TICEn este post he considero el hablar un poco sobre las políticas de información, las cuales debieran ser un punto medular en una era en la que tenemos la democratización de la información VS la brecha digital, los ricos y pobres en términos de acceso a la información y gobiernos que en muchas ocasiones pareciera que no les interesa crear políticas que de la mano de la infraestructura de la información permitan contar con un ecosistema en el que los ciudadanos se encuentren cada vez más informados, así pues al considerar una política de información podemos decir que se derivan de las políticas publicas que cada nación tiene; desde luego algunos más avanzados que otros.

Muchas políticas de información están enfocadas en establecer los parámetros para tener el acceso a la información, garantizando o limitando ciertos tipos de información.

El concepto de política de información se puede definir según Jaeger como la combinación de leyes, reglamentos, normas y directrices que orientan la creación, gestión y uso de la información. Las políticas de información incluye una serie de cuestiones relacionadas con la libertad de información, la privacidad, el secreto, la seguridad, la propiedad intelectual, las tecnologías de la información y comunicación (TIC), así como su regulación.

Considerando la definición anterior podemos decir que las democracias se deben basar en la presunción de que los ciudadanos están suficientemente educados e informados para desempeñar un papel inteligente en la participación y la deliberación, para lo cual deben de contar con información, sin acceso a información adecuada y apropiada sería imposible una adecuada participación democrática.

En una sociedad políticamente y tecnológicamente compleja y moderna, la importancia del acceso a la información se ha institucionalizado en los numerosos mecanismos sociales y comerciales dedicadas a acceder a la información, incluidas las bibliotecas, escuelas, agencias de noticias, libros, bases de datos electrónicas e Internet.

En este marco las políticas de información, establecen qué tipos de acceso a la información son socialmente aceptables y qué tipos de acceso a la información están prohibidos en una sociedad. La función clave de las políticas de información se muestra en las formas en que las políticas presentan un balance en el acceso a la información y la regulan considerando adicionalmente que las TIC tienen un gran impacto no sólo en la cantidad de información disponible para el acceso, sino también en la democracia de una sociedad.

De este modo idealmente para que una democracia funcione se requiere un pueblo informado, al tener un pueblo informado es imperativo el contar con una infraestructura de la información, que permita poder acceder a la misma, el utilizar las bibliotecas supone el uso de la infraestructura de información dando facilidades en su acceso.

Las bibliotecas como un instrumento de la democracia proveen acceso a la información utilizando las TIC y para tales fines consideremos que la infraestructura de la información es un sub-sistema de servicios básicos, con servicios e instalaciones.

Ejemplificando una infraestructura de la información puede conformarse de teléfono, correo, radio, bibliotecas, escuelas, electricidad e instalaciones de telecomunicación principalmente. Esta infraestructura debiera, idealmente contribuir a la realización de los ideales democráticos para una participación democrática.

Para que esta infraestructura sea óptima será necesario considerar la existencia de regulaciones y leyes que sustenten y permitan el desarrollo de esta infraestructura. Estas regulaciones se pueden expresar en la constitución de cada país como un derecho fundamental y en leyes de las que emanen los principios básicos que permitan tener un pueblo con acceso a la información y por ende permita una participación democrática.

La idea de considerar servicios universales de comunicación como puede ser la telefonía, la radio y la televisión con sus respectivas regulaciones, o en la actualidad el acceso a servicios de Internet, permitirán que una sociedad pueda estar informada y resultara en una democracia más activa.

Conformar servicios que sean cada vez más universales como el uso de Internet presenta ventajas como parte de la infraestructura de la información al permitir tener acceso a la información ya que sobre este corren diversos servicios que permite la información y la comunicación dando pie a la posibilidad de integrar todos los sectores de la sociedad como son la educación, el comercio, etc., en este sentido cabe destacar que Internet se ha convertido en una tecnología de acceso masivo.

En este contexto tenemos sociedades que tienen una gran cantidad de información, que se provee por medio de la infraestructura de información, sin embargo hay información que solo es accesible con formatos específicos y con elementos específicos como el caso de la información en Internet que solo puede ser consultada por una computadora, Tablet o teléfono inteligente. El considerar este aspecto hace pensar que quienes tienen acceso a estos medios son “los ricos en información” creando la contraparte que son los “pobres en información”, que dan pie a la brecha digital y adicionalmente se presentan factores de obsolescencia como una problemática que acentúa la brecha digital en un mundo en el que cada vez más información nace en formato digital, lo cual nos presenta diversas arista con aspectos positivos y negativos.

Así como las TIC han avanzado, las bibliotecas han adoptado estas TIC convirtiéndose en un instrumento de la democracia, al generar el acceso a la información y coadyuvando en mitigar el impacto para los pobres en información, ejemplo de ello son los OPAC, servicios de referencia en línea, acceso a servicios de internet y un aspecto que es primordial, la formación en el uso de la computadora así como el préstamo de equipos de cómputo.

El uso de tecnologías de la información y la comunicación en el gobierno se ha caracterizado como una poderosa estrategia para la reforma administrativa que permite a los ciudadanos integrarse en sociedades más democráticas y dando pie a términos como los que menciona  Adela d’Alós-Moner, estos son, inclusión digital, e-gobierno, e-democracia, e-procurement, e-participación, eGobernanza entre otros.

De las experiencias recientes en todo el mundo, parece claro que para poder disfrutar de algunos de los mayores beneficios del gobierno digital, es necesaria la integración de información en la administración gubernamental y en este sentido los profesionales de la información tienen mucho que aportar, contribuyendo en diferentes aspectos como la integración, uso y manejo de las TIC, la gestión de metadatos, la operación de la infraestructura de la información en diversos puntos, uno de ellos las bibliotecas, el estudio y análisis de las políticas de información (como podrían ser los estudios bibliométricos), entre otras.

Aunque España se encuentra situada en un buen lugar, cabe hacer mención que en relación al continente americano los países hispano parlantes que mejor se posicionan en términos de e-gobierno según el informe de las Naciones Unidas, (United Nations e-government survey 2010) son: Colombia, Chile, Uruguay, Argentina y México.

En mi perspectiva y hablando un poco del caso México, se han desarrollado políticas que en buena medida han sido parte del discurso político, que en la practica pierden fuerza y tienden a solo convertirse en burocracia.

De este modo se puede decir que las bibliotecas se convierten en un instrumento de las políticas de información, para concluir este post dejo algunas cuestiones para la libre reflexión.

¿Realmente funcionan las políticas de información?
¿Tú que opinas sobres las políticas de información y la función de los bibliotecarios?
¿Son las TIC una herramienta que permita a los ciudadanos crear una verdadera e-democracia?

Algunos textos de referencia

Adela d’Alós-Moner. (2011)E-Gobierno: ¿Modernización o Fosilización de la Administración? http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/2011/mayo/01.html

Jaeger, P. T. (2007). Information policy, Information access and democratic participation: the national and international implications the Bush administration’s Information politics. Government Information Quarterly, 24 pp. 841

Organization for Economic Cooperation and Development. Committee for Information, Computer and Communications Policy. (1997). Global Information Infrastructure – Global Information Society. Paris: OCED.

Thompson, K. M. (2008). The US information infrastructure and libraries: a case study in democracy. Library Review, 57 (2) pp. 96-106.

Luna-Reyes, L. F., Gil-García, J. R., Cruz, C. B. (2007). Collaborative digital government in Mexico: some lessons from federal Web-based inter-organizational information integration initiatives. Government Information Quarterly, 24 pp. 808-826.

United Nations E-Government Survey 2010 

The following two tabs change content below.

Saul Equihua

Me considerado un poco geek y afecto a las tecnologías así que en este blog pretendo compartir temas variados y que en buena manera estarán relacionados con dos aspectos, las bibliotecas y las tecnologías de información y comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *