Snapchat, nueva oportunidad para las bibliotecas - BiblogTecarios

Snapchat, nueva oportunidad para las bibliotecas

Según las estadísticas, Snapchat fue la red social que más creció en el pasado año, desbancando a Facebook, Twitter e Instagram y se prevé que esta tendencia al alza continúe en este 2015.

snapchatPero, ¿qué es Snapchat? A muchos nos ha pillado por sorpresa el éxito de esta nueva red que surgió en 2011 pero que ha explotado en los últimos meses. Es un programa de mensajería instantánea en el que se envían fotos y vídeos a un amigo o un grupo de amigos concretos. La novedad es que estos mensajes tienen una duración determinada, tras la cual, los mensajes se autodestruyen, al más puro estilo de James Bond. Es decir, un usuario manda una fotografía o un vídeo a un grupo de amigos en el que indica el tiempo de duración del mismo, entre uno y diez segundos. Cuando pasa ese tiempo, la fotografía desaparece el dispositivo receptor sin dejar rastro.

Pese a la mala reputación que adquirió en sus inicios por el uso que se hacía para el sexting, en la actualidad cuenta con más de 10 millones de usuarios que comparten fotos en las que muestran sus emociones en un determinado instante y está valorada en 16.000 millones de dólares.

Snapchat es el triunfo de la imagen y de lo efímero, cada día más presente en las redes. Los principales usuarios de esta nueva red son los jóvenes, principalmente adolescentes entre 13 y 25 años, pero su uso se está ampliando a todos los ámbitos y hasta la actriz Sofía Vergara va a hacer un reality este verano a través de la aplicación.

¿Y qué tienen que decir las bibliotecas en Snapchat?

Como en otras redes, las bibliotecas pueden utilizar Snapchat incluyéndolo en sus estrategias de marketing para lograr una mayor promoción y aumentar sus usuarios, especialmente entre los jóvenes y adolescentes, para que se acerquen a la biblioteca y descubran las actividades e iniciativas que se están creando para ellos.

Se trata tener en cuenta las estrategias empresariales para “vender” la biblioteca y promocionar sus servicios y sus actividades. Jayson DeMers en la revista Forbes nos da unos consejos para enfocar una estrategia de marketing en Snapchat:

  • Observar el comportamiento del público para adaptarse a él.
  • “Abrazar” el tiempo limitado utilizándolo para promocionar servicios o crear concursos.
  • Utilizar el formato vídeo para vender los contenidos y los servicios
  • Mostrar las intenciones y la misión de la institución
  • Inspirarse en lo que otras empresas o instituciones están haciendo en Snapchat

La idea de que las bibliotecas puedan usar Snapchat para atraer a los jóvenes no es nueva, la biblioteca pública de New Jersey ya se planteaba hace unos meses su uso de la red para generar interés sobre libros recién publicados, promover eventos y dar a conocer la biblioteca.

Así que, bibliotecas del mundo, toca revisar las estrategias de marketing de redes sociales y plantearse si sería beneficioso mantener un perfil en esta nueva red social. Si creéis que puede funcionar, adelante, seréis pioneros en dar los primeros pasos que os llevarán a aumentar el número de usuarios pero os seguirán muchas bibliotecas más.

The following two tabs change content below.

Sandra Clemente

Graduada en Información y Documentación por la Universidad Complutense de Madrid y con el Master Universitario de Bibliotecas y Servicios de Información Digitales de la Universidad Carlos III. Hasta el momento, he conocido desde dentro bibliotecas universitarias, bibliotecas especializadas, centros de documentación en medios de comunicación y archivos audiovisuales. Apasionada de los libros y las nuevas tecnologías, busco el equilibro perfecto entre la novedad y la tradición.

Latest posts by Sandra Clemente (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *