¡A leer al parque! - BiblogTecarios

¡A leer al parque!

Lectura en el parqueHace unas semanas que la primavera ha vuelto a nuestras vidas. Pese a la inestabilidad meteorológica propia de este mes, empezamos a tener algunos días soleados en los que desterramos la idea del encierro con el sofá y la manta y nos lanzamos a la calle a disfrutar de los primeros rayos de sol que llegan tras el frío invierno (aunque este año no haya sido tan frío). Uno de los mayores placeres de esta época es el salir a pasear por el campo y los parques que tenemos en nuestras ciudades y que se empiezan a llenar de niños jugando, padres vigilándolos de cerca, los perros correteando… ¿Y qué hacemos los lectores? Nos sumamos también a este momento de “alegría colectiva” saliendo a leer al aire libre. ¿Quién no ha disfrutado de una buena lectura al aire libre desconectando del mundo y conectando con la naturaleza?

A raíz del artículo de hace unas semanas del Observatorio de la Lectura y el Libro enmarcado en la campaña #23díasdelibro, he descubierto Paralibros, una iniciativa de fomento de lectura que la Secretaría de Cultura de México lanzó en 2011. La idea consiste en instalar pequeñas bibliotecas con una selección de libros, revistas y otros materiales que, llevadas por profesionales del libro, acerquen la lectura gratuita a parques, jardines y museos. Además, algunos de ellos organizan actividades de fomento de la lectura, cuentacuentos o talleres. Estas pequeñas bibliotecas tienen una estructura similar a la de paradas de autobús donde los usuarios pueden consultar y llevarse prestados. La iniciativa, que comenzó hace ya 5 años, ha tenido continuidad en el tiempo ya que comenzó con 320 instalaciones y en junio de 2015 ya tenía 671.

Propotipo de una de las bibliotecas de Paralibros de la la DGP del Conaculta

Propotipo de una de las bibliotecas de Paralibros

Pero no es el único proyecto que se establece en torno al fomento de la lectura en parques y jardines públicos. En 2010 con motivo del día del libro la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas de Murcia y la Concejalía de Medio Ambiente y Calidad Urbana presentaron la iniciativa Lecturas en el jardín, una campaña de fomento de la lectura entre niños y mayores en los parques y jardines de Murcia. Esta consistía en un ciclo de cuentacuentos para niños y la entrega a los padres del libro Lecturas en el jardín, editado con este motivo con relatos breves ideales para la lectura en los parques.

Otra iniciativa muy interesante es la organizada por la Biblioteca de Catalunya, Leemos en el jardín. En ella, se instala una extensión de la biblioteca en los jardines de Rubió i Lluch, con puestos de lectura al aire libre, préstamo de libros y revistas, acceso a la prensa diaria vía wifi, y servicios de difusión de la historia y los usos del edificio y las características de la vegetación que lo rodea. Esta es su séptima edición y está abierta de lunes a viernes de 10 de la mañana a 19:30 de la tarde hasta el mes de noviembre.

Stand de la Biblioteca de Catalunya en los jardines de Rubió i Lluch

Stand de la Biblioteca de Catalunya en los jardines de Rubió i Lluch

​En el Ayuntamiento de Alcorcón y su Concejalía de Cultura, Centros Culturales y Bibliotecas también se apuntan a las iniciativas que fomentan la lectura en los parques con el fomento de BookCrossing, lugares de intercambio de libros de los que ya hemos hablado en Biblogtecarios. En 2014 se inauguró un punto de intercambio de libros en el Parque de la Paz con el objetivo de contribuir a la divulgación de la lectura y de la cultura y con la idea de extender estos puntos a otros grandes parques y a otros espacios públicos de la ciudad.

Bookcrossing en el Parque de la Paz de Alcorcón

Bookcrossing en el Parque de la Paz de Alcorcón

El Real Jardín Botánico todos los años por el Día del Libro organiza la actividad Ven a leer al Botánico en la que, además de recordarnos la posibilidad ​de ir siempre que queramos con nuestros propios libros a evadirnos de la realidad, organiza puntos de lectura en algunas de sus zonas más bellas y tranquilas donde dispondrán obras que mencionan las plantas en su texto o que ambientan su obra en el recinto del Botánico.​ Este año el 22 de abril con motivo de La noche de los libros 2016, tienen más actividades como exposiciones, conciertos, conferencias, bookcrossing, visitas guiadas al archivo y a la biblioteca y una visita guiada por el Jardín a través de las plantas​ que aparecen en El Quijote de Miguel de Cervantes​. ​

Existen también, al margen de las bibliotecas y las instituciones, propuestas personales como Lectures al jardí, un proyecto de Rosa Mena y Rosa Sala para que los autores compartieran partes de sus novelas para conocer la opinión del público, aclarar sus dudas y acabar con el aislamiento del autor. Con el tiempo, se convirtió en una plataforma de creación de eventos en los que los lectores conocer cómo se escribe una novela y los autores comparten la obra en la que están trabajando con su futuro público y con otros autores. El nombre del proyecto se debe a que, en verano, los encuentros se hacen en un jardín, el Jardì d’Olokuti, en el barrio de Gracia. Desafortunadamente, hace unos meses su fundadora Rosa Mena se ha visto obligada a parado temporalmente el proyecto por falta de tiempo para dedicarle.

​Fuera de España, también encontramos muchos proyectos de fomentos de la lectura en parques. En Latinoamérica, además de que ya hemos hablado de Paralibros en México, encontramos una iniciativa muy similar en Bogotá: Paraderos Paralibros Paraparques (PPP)

Paraderos Paralibros Paraparques (PPP)

Paraderos Paralibros Paraparques (PPP)

También en Bogotá tuvo lugar el septiembre pasado la quinta edición de Lectura bajo los árboles en que se trata de unir literatura y naturaliza en un mismo escenario, ​el Parque Nacional Parque Nacional, ubicado en la localidad de Chapinero. En este evento, durante dos días se pudieron escuchar poesías, concursos entre escritores, músicos y artistas, encuentros con autores, talleres de artes plásticas y narración, intercambio de libros y muestra de proyectos editoriales independientes, entre otros.

Pero esto no es único de universo hispanohablante. En las bibliotecas de la localidad francesa de Portes de Vassiviere se ofrece el servicio Lectures au jardín, por el que se han habilitado puestos en los jardines de las bibliotecas para disfrutar allí de las lecturas. En el mundo anglosajón, las bibliotecas del estado estadounidense de Idaho se han asociado con Banco de alimentos han creado el programa Literacy in the Park para ayudar que los menos más desfavorecidos que no tienen acceso a recursos nutricionales y académicos durante el verano. De esta forma, durante los meses de junio y agosto reparten almuerzos gratuitos entre los menos de 18 años e imparten actividades de talleres de cuentos e intercambio de libros usados para conseguir los libros lleven a los jóvenes que tienen dificultades para acceder a los libros y los programas de la biblioteca.

The following two tabs change content below.

Sandra Clemente

Graduada en Información y Documentación por la Universidad Complutense de Madrid y cursando Master Universitario de Bibliotecas y Servicios de Información Digitales de la Universidad Carlos III, tengo experiencia en bibliotecas universitarias y centros de documentación en medios de comunicación. Apasionada de los libros y las nuevas tecnologías, busco el equilibro perfecto entre la novedad y la tradición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *