[#Epitecarios]: La biblioteca es servicio (y en ello está nuestro futuro)

[#Epitecarios]: La biblioteca es servicio (y en ello está nuestro futuro)

Epitecarios Biblioteca es servicioLa principal función de una biblioteca es ser un servicio de información para ayudar a llegar al conocimiento. Sin embargo, este servicio está en crisis ya que los usuarios eligen otras vías de acceso a la información por lo que las bibliotecas tienen que adaptarse a esta situación haciendo cambios estructurales para conseguir seguir siendo útiles en un futuro.

La biblioteca es un servicio, no una colección de libros. Si no, nada la diferenciaría de un almacén

Es necesario cambiar la concepción de biblioteca vinculada al libro impreso que tiene la sociedad por la de un ligar que ofrece servicios para la generación de conocimiento. Hay que continuar evolucionando como se ha hecho hasta el momento añadiendo nuevas ideas y reestructurando las anteriores. Para conocer hacia dónde orientar las nuevas concepciones de bibliotecas, es necesario primero valorar las exigencias de los usuarios combinando servicios presenciales y remotos que potenciará la creación de comunidades y la idea de la biblioteca como punto de encuentro o ágora.

Además de sus funciones tradiciones, la biblioteca debe configurarse como un espacio para el desarrollo del conocimiento con nuevos horizontes como el big data, las humanidades digitales o la adaptación a colectivos como adolescentes o personas con discapacidad. Estos servicios tienen que responder a los valores tradicionales como acceso igualitario o respeto a la privacidad e incorporar otros nuevos como la sostenibilidad o la responsabilidad social colectiva de los que ya se ha habló en el #Epitecarios Responsabilidad social y sostenibilidad en las bibliotecas universitarias españolas. Estos cambios de las funciones deberían estar acompañados por un cambio de mentalidad de los propios bibliotecarios, con perfiles más flexibles y abiertos a estos cambios, llegando a tener la posibilidad de cambiar de nombre tanto a la profesión como a la institución.

Pese a todos los cambios y evoluciones que nos podemos plantear, los usuarios son los que decidirán el futuro de las bibliotecas, por lo que los nuevos servicios deben estar supeditados a sus necesidades, para lo cual, deberán estar diseñados con ellos y no para ellos. Esto significa que se incorporen todos los servicios que puedan tener aceptación y ir por detrás de las necesidades, sino adelantarse a lo que buscan.

Los servicios están totalmente vinculados con los usuarios: si no les interesan nuestros servicios, si no nos usan, estamos condenados a la desaparición

Otro factor importante son las nuevas tecnologías con las bibliotecas pueden llegar a un mayor número de usuarios extendiendo la oferta de servicios y especializándose. Como se dice en el artículo, puede ser muy interesante  adaptar la idea de longtail en las bibliotecas de forma que se ofrezcan servicios de interés para muchos grupos minoritarios para conseguir captar a un gran número de usuarios. Gracias a la tecnología también se pueden incorporar servicios participativos que permiten establecer una interactividad y una mayor colaboración de los usuarios. Con todo ello, lo más importante de todo es conseguir que los usuarios sepan de la existencia de todos estos servicios ya sea a través de planes de marketing o por medios sociales como redes sociales, códigos QR o diseños de entornos atractivos.


Gallo León, José Pablo. “La biblioteca es servicio (y en ello está nuestro futuro)“. El profesional de la información, vol.24, n. 2 (2015: marzo-abril), p. 87-93.

The following two tabs change content below.

Sandra Clemente

Graduada en Información y Documentación por la Universidad Complutense de Madrid y cursando Master Universitario de Bibliotecas y Servicios de Información Digitales de la Universidad Carlos III, tengo experiencia en bibliotecas universitarias y centros de documentación en medios de comunicación. Apasionada de los libros y las nuevas tecnologías, busco el equilibro perfecto entre la novedad y la tradición.

Comments

  1. By Juan Manuel Pineda

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *