También los Bibliobuses tienen mascotas - BiblogTecarios

También los Bibliobuses tienen mascotas

Aceitunas en lata, suavizantes, pastelitos, limpia muebles, neumáticos, hamburguesas, zumos, redes sociales, eventos, campañas turísticas… todos utilizan, en un momento u otro, los servicios de una mascota que dulcifica su imagen corporativa y facilita su acercamiento a los usuarios o a sectores determinados del mercado.
El uso de mascotas en el mundo publicitario no es una cuestión actual sino que ya aparecen en anuncios de siglos atrás, con la intención de provocar en el cliente una actitud más benévola hacia el producto, al que representa mediante una imagen amable y entrañable, cuando no, divertida.
Cómo no pensar en el uso de recursos comunicativo en beneficio de los Bibliobuses, más cuando en ellos se aúnan consustancialmente tres de los elementos definitorios del “efecto mascota”: publicidad, cercanía y respuesta positiva de los usuarios.
Los Bibliobuses son propaganda en sí mismos de sus servicios, de la lectura y del sistema público de bibliotecas. Y además trasladan este mensaje allí donde van. No hay mejor valla publicitaria.
También los Bibliobuses son un servicio de cercanía, donde la implicación de los usuarios puede llegar a la más absoluta complicidad.
Y por último, los servicios móviles de biblioteca son acogidos con tal agrado por la ciudadanía que no necesitan más propaganda,  tal es la simpatía que despiertan.
Salvando para otras ocasiones cuestiones tan relevantes como el diseño exterior y la presencia de un logo, las mascotas de los Bibliobuses refuerzan como nadie esos tres elementos (propaganda, cercanía y respuesta positiva)
Podríamos afirmar que paralela a la flota de Bibliobuses en activo existe otra que trabaja para ellos, facilitando el contacto con su público y representándolos cuando físicamente no están, pues la mayoría de las mascotas existentes son recreaciones gráficas de sus propios Bibliobuses, humanizándolas en unos casos, o intensificando alguna de sus prestaciones en otros, si bien con un carácter desenfadado y alejado de las rigideces oficiales.
Son muchos, y muy buenos, los ejemplos que tenemos de mascotas en el mundo de las bibliotecas móviles. Nos vamos a ceñir a nuestro ámbito más cercano, pues se despliega ante nosotros un arco iris inalcanzable de diseños y colores, cada cual más original y llamativo.
Bibliobús Municipal de Málaga
El primer ejemplo lo encontramos en el Bibliobús Municipal de Málaga, que utiliza el dibujo realista de su propio vehículo, sin ningún tipo de letras que lo identifique, lo que sí consigue plenamente con la plasmación de su sencillo diseño de banda inferior azul sobre fondo blanco.
Ya más en el plaBibliobuses de Barcelonano de la caricatura se muestra la mascota de los Bibliobuses de Barcelona, que Bibliobuses de Zamoraconserva su característica franja media amarilla sobre fondo blanco. Además de las formas redondeadas, se le ha dotado de cara por medio de ojos y nariz.
Los Bibliobuses de Zamora también lucen su mascota, en este caso con un carácter más esquemático, pero no por ello menos gracioso, pues aparece en movimiento, en el que anda perdiendo libros de puro contento.
La mascota Bibliobuses de Leónde los Bibliobuses de León ni siquiera guarda unas mínimas proporciones, apenas tiene espacio para las dos ruedas en cada lado. Su trazo rápido y sencillo es suficiente para recoger la esencia conceptual de un supuesto traqueteo capaz de llevarle a donde sea necesario.
Bibliobuses de Castilla-La Mancha
Un poco más academicista es la mascota de los Bibliobuses de Castilla-La Mancha, la última en incorporarse, que mantiene los colores irisados y el diseño típicos de esta flota. Su nacimiento se inspira en los últimos vehículos adquiridos, del tipo furgoneta.
La estrella dBibliobús Municipal de Salamancae las mascotas en España la luce el Bibliobús Municipal de Salamanca, que simula un autobús de dos pisos cargado de libros hasta arriba. Basta darse una vuelta por la Red para percatarse de su acusada aceptación, llegando incluso a haber sido utilizada en la cartelería de la exposición de bibliomóviles en el I Encuentro chileno, celebrado recientemente.
Bibliobús Bubisher
Un caso singular lo constituye el Bubisher, Bibliobús para los campos de refugiados saharauis del Tinduf, que está representado por la avecilla del desierto que le da nombre, cuya traducción es “pájaro de la suerte”.
Pero también hay mascotas inspiradas en Bibliobuses fuera de los servicios móviles estrictamente hablando, como la utilizada por el Festival de Bibliobuses de Finlandia de 2011, qMobile Library Festivalue representa al primeDía del Bibliobús en EE.UU.ro que existió en ese país; o el propio para celebrar el Día del Bibliobús en Estados Unidos.
En España, un ejemplo de este tipo es el Bibliobús alado del Blog ACLEBIM, cuyo autor, en su fiebre creadora, creyó reconocerlo en alguna de las novelas protagonizadas por Harry Potter.
                                                Bibliobus Blog ACLEBIM
The following two tabs change content below.

Roberto Soto

Licenciado en Documentación, y en Geografía e Historia, es Jefe de la Sección de Coordinación de Bibliotecas en la Diputación de León. Presidente de la Asociación de Profesionales de Bibliotecas Móviles de España (ACLEBIM), se encuentra especialmente inclinado a este tipo de servicio bibliotecario público, en el que trabaja, del que se actualiza y escribe y en el que disfruta del calor de sus colegas.

Latest posts by Roberto Soto (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *