La Carreta Literaria ¡Leamos!, de Colombia - BiblogTecarios

La Carreta Literaria ¡Leamos!, de Colombia

De que el ejercicio de leer es un medio de enriquecimiento personal y de integración social imprescindible sólo dudan los que no leen; y si no que se lo cuenten a Martín Murillo que, primero con su trayectoria vital y luego con una dedicación ejemplar, trabaja cada día por el fomento lector entre las personas que lo rodean.Murillo presentando un cuento a los niños

Martín Murillo era un vendedor ambulante colombiano, que llegó a Cartagena de Indias buscando un medio de subsistencia para superar la miseria propia de su humilde origen. La fortuna hizo que el regalo de la novela de Saramago, El hombre duplicado, le iniciara en la lectura, y que Jaime Abello Banfi, director de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano, se fijara en él, lo frecuentara y acabara regalándole tantos libros que, pasado el tiempo, desbordaran el escaso espacio de que disponía.

Fue entonces cuando decidió que compartir aquella riqueza con otros, y darle a los demás la misma oportunidad que él había recibido, tendría que convertirse en su primera obligación. En ese momento concibió la Carreta Literaria ¡Leamos!Murillo atendiendo al público

La idea era sencilla, completar un carrito con unos doscientos libros que iría ofreciendo en préstamo a los viandantes del parque cartegenero de Bolívar, como punto de partida. Consiguió más libros, consiguió el patrocinio de diferentes empresas para asegurar su sustento, y consiguió cursos que elevaron su formación y le capacitaron en técnicas de animación a la lectura.

Y de esta manera, como si de un cuento de realidad fantástica se tratara, en 2007 Martín Murillo comenzó a empujar su Carreta Literaria por parques, calles, plazas y escuelas, promocionando sus libros e incitando a ser leídos. Y para sorpresa de sus lectores, empezaron éstos a encontrarse con libros dedicados, de puño y letra, por grandes tan grandes como García Márquez o Vargas Llosa, y otros escritores aún sin el Nobel como Muñoz Molina u Óscar Collazos, por poner ejemplos. Y es que Martín Murillo también se ha ido convirtiendo en una visita obligatoria para muchos autores, que van buscando la conversación de un personaje al que admiran y…  su permiso para manejar la Carreta Literaria aunque sólo sea por un ratito.la-carreta-literaria-y-mario-vargas-llosa[1]

De entre  sus libros destaca por sus posibilidades aquél de cien páginas, todas en blanco, que el propio Murillo “lee” ante cuantos quieran escuchar la cantidad de historias que de él salen, unas inventadas otras vividas pero todas propias para encandilar al público.Murillo con García Márquez

La Carreta Literaria ha transcendido fronteras con sus visitas a las principales ferias del libro del ámbito hispano: Caracas, Guadalajara, Buenos Aires, Madrid…, o  con las invitaciones que ha recibido para asistir al Congreso de la Lengua, si bien, sin desdeñar el ámbito virtual con su página en Facebook , su espacio en Twitter y su Blog.

En 2011 Murillo recogió sus ideas, experiencias y ambiciones en su primer libro, La Carreta que no es carreta, y ahora prepara otro dirigido a los niños.

Hoy la Carreta Literaria se ha convertido en todo un reclamo hacia la lectura, los libros y la labor de sus autores, y constituye en sí misma el mejor ejemplo de superación personal que cualesquiera de los que se acerquen pueden conseguir de ella.

Fuentes:

 

The following two tabs change content below.

Roberto Soto

Licenciado en Documentación, y en Geografía e Historia, es Jefe de la Sección de Coordinación de Bibliotecas en la Diputación de León. Presidente de la Asociación de Profesionales de Bibliotecas Móviles de España (ACLEBIM), se encuentra especialmente inclinado a este tipo de servicio bibliotecario público, en el que trabaja, del que se actualiza y escribe y en el que disfruta del calor de sus colegas.

Latest posts by Roberto Soto (see all)

Comments

  1. By julio

    Responder

    • By RobertoSotoArranz

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *