El Bibliobús ante los retos de la Biblioteca Pública - BiblogTecarios

El Bibliobús ante los retos de la Biblioteca Pública

Bajo este título se celebró el pasado 1 de diciembre una mesa redonda en la localidad ilerdense de Isona i Conca Dellà, sede del Bibliobús Pere Quart, como parte de los actos programados para la celebración de su treinta aniversario, el mejor exponente de su éxito, que con esta celebración también se ha querido poner de manifiesto.

Frontal del Bibliobús Pere Quart

La Mesa se planteó dentro de la corriente revisionista que en los últimos tiempos ha puesto su objetivo en la Biblioteca Pública. Para ello, se tomó como punto de partida de las deliberaciones el modelo de Bibliobús rural destinado al servicio general de poblaciones inferiores a los tres mil habitantes.

La mesa redonda estuvo integrada por Leo Canut, Directora del Bibliobús Pere Quart, Noemí Alcazar, Directora del Bibliobús Montnegre (Barcelona), Cristina Montserrat, Responsable de Bibliobuses de la Diputación de Barcelona, y Roberto Soto, Presidente de ACLEBIM;  Nati Moncasí, Jefe de la Central de Bibliotecas de Lleida, hizo las veces de moderadora.
Ante un público entregado y participativo, Nati Moncasí planteó a la Mesa una serie de preguntas como hilo conductor de las distintas intervenciones y del debate en que algunas de ellas desembocaron. Las conclusiones que se extrajeron las consideramos lo suficientemente interesantes como para que ocupen por sí mismas el presente post, aunque sea brevemente, en el que seguiremos el mismo guión de puntos claves que articularon el desarrollo de la Mesa.
Bibliobuses y redes sociales. Las redes sociales son una gran oportunidad que las bibliotecas móviles deben aprovechar para favorecer la continuidad de su presencia entre sus usuarios, fomentando su participación y el conocimiento colectivo, proyectando su imagen y aumentando sus servicios, pero sin perder la misma naturaleza de cordialidad, cercanía y confianza tan propia de sus prestaciones presenciales.

Los equipos de los Bibliobuses Pere Quart (Lleida), Montnegre (Barcelona) y Garrigues-Segrià (Lleida)

¿Usuarios virtuales igual a nuevos diseños de rutas? El Bibliobús es mucho más que un servicio de acceso al documento, tanto valor tiene esto como su capacidad para crear espacio público donde impulsar la relación mutua de sus usuarios y con ellos, o su flexibilidad para adaptarse a los ritmos vitales de las poblaciones que visita, tan valorada por sus vecinos. Estos elementos y otros más, tan consustanciales al Bibliobús, no excluyen por el contrario la existencia de servicios virtuales del tipo que sean, siempre bienvenidos por el valor añadido que introducen en la concepción actual del servicio; una visión inversa (primacía de lo virtual sobre lo presencial) reduciría nuestro servicio bibliotecario móvil a un mero servicio de transporte. Pero también se apuntó la posibilidad de aumentar las horas de servicios, y por tanto la presencia física del Bibliobús, mediante la duplicación de equipos que optimicen más los vehículos y los recursos existentes.
Los libros electrónicos en los Bibliobuses. La falta de un estándar dominante y los precios abusivos de una industria editorial que no acaba de sacudirse la mentalidad decimonónica dificultan en gran medida la introducción del e-book en los Bibliobuses con solución de continuidad, tanto en la modalidad de soporte como en la de descargas; a lo que hay que unir los problemas de red existentes en casos de cobertura técnica y/o presupuesto insuficientes. No obstante, resueltos estos inconvenientes, los libros electrónicos serán una opción más y complementaria al servicio de los ciudadanos de entre las varias que ofrece el Bibliobús. Por otro lado soluciones como ésta y el uso de códigos QR aumentan significativamente la capacidad de los Bibliobuses para almacenar contenidos e interactuar con sus usuarios.

Bibliobús Pere Quart en su parada.

Fuentes de financiación. La existencia de un servicio de Bibliobuses no debe depender de los caprichos personales ni de las casualidades coyunturales. Tanto la  carta de servicios como los recursos que cuesta su dispensa deben estar recogidos claramente en un Plan. En este plan habrá de fijarse asimismo el grado de corresponsabilidad de todos los agentes implicados en la financiación, incluidos los ayuntamientos, que, con arreglo a sus posibilidades, deberían contribuir de una forma activa al mantenimiento y buen funcionamiento del servicio. No se deben olvidar otras opciones de financiación como son el patrocinio, ni tampoco las alianzas de colaboración con otras entidades a la hora de compartir recursos.

¿Es necesario reformular el actual tipo de vehículos? Aparte de la multiplicidad de factores que influyen en el tipo de vehículo empleado (forma de desplazamiento, red viaria, orografía, meteorología, presupuesto, tipo de urbanismo…), se defendió como una opción más a las actualmente activas la presencia de vehículos medianos, tipo furgoneta, con un bibliotecario-conductor, como respuesta a problemas presupuestarios, de decrecimiento poblacional y de extensión de los servicios a nuevas zonas. Descendiendo al interior, los vehículos deben afinar más en su diseño interno, innovar más sobre las fórmulas comúnmente admitidas, adaptándose entre otras a prácticas tan usuales como los centros de interés.
El papel del bibliotecario. La actual concepción del bibliotecario y sus funciones constituyen un porcentaje muy elevado de la alta aceptación del Bibliobús. Los nuevos tiempos exigen cambios necesarios que no son incompatibles con lo que se viene haciendo hasta ahora. El bibliotecario ya es algo más, es un verdadero agente cultural. Su labor social, dinamizadora, difusora en cuanto al uso de los recursos documentales y de las propias prestaciones no se contrapone con los nuevos roles que impongan los tiempos, es más, el bibliotecario tendrá que estar despierto para beneficiar a su servicio que todas las novedades, de la índole que sean, que pueda aprovechar. ¿Si su labor más relevante es la prescripción lectora, por qué no se pueden aconsejar la consulta de sitios web o el uso de app móviles? Si bien, otras actuaciones ALFIN o de educación de adultos necesitarían estar completadas con iniciativas colaborativas desde las entidades locales. La confección de contenidos propios también es una opción de un alto valor añadido.
Como conclusión amplia de lo debatido en la Mesa podría afirmarse que los Bibliobuses, como cualquier otra Biblioteca Pública, están obligados a adaptarse a un contexto cambiante, que antes de suponer una amenaza constituye un cúmulo de oportunidades muy adecuado para complementar sus prestaciones, aumentar su calidad y rendimiento, y abrir nuevas vías de servicio, ante una oferta cada vez mayor de “tecnología social” que apenas exige formación para su uso y en muchos casos es gratuita.

Bibliobuses Montnegre y Garrigues-Segrià que arroparon con su presencia al Bibliobús Pere Quart en la celebración de su 30 aniversario.

No quiero terminar sin dejar de felicitar al equipo de profesionales que ha hecho posible el éxito que suponen treinta años largos de servicio bibliotecario teniendo como instrumento al Bibliobús Pere Quart, una empresa difícil que ha sabido ganarse el respaldo incondicional de las poblaciones que atiende; y también quisiera reconocer públicamente la estupenda organización de los actos que con tanta justicia lo han conmemorado, de lo cual tengo la satisfacción de poder dar fe.
The following two tabs change content below.

Roberto Soto

Licenciado en Documentación, y en Geografía e Historia, es Jefe de la Sección de Coordinación de Bibliotecas en la Diputación de León. Presidente de la Asociación de Profesionales de Bibliotecas Móviles de España (ACLEBIM), se encuentra especialmente inclinado a este tipo de servicio bibliotecario público, en el que trabaja, del que se actualiza y escribe y en el que disfruta del calor de sus colegas.

Latest posts by Roberto Soto (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *