Bibliobuses y Nación Navajo en Arizona

Bibliobuses para la Nación Navajo

Los navajos constituyen la etnia nativa más numerosa de EE.UU., con casi 300.000 miembros, distribuidos en una superficie de unos 71.000 km2   en la denominada Nación Navajo, un territorio con gobierno propio y cierta autonomía, que se extiende entre los estados de Arizona, Utah, Colorado y Nuevo México.

Concretamente en Arizona, de sus más de seis millones de habitantes, el 13,3 % de ellos son amerindios, pertenecientes al menos a 14 pueblos indígenas, actualmente asentados bajo la fórmula de reservas indias.

En 1970 se creó el primer bibliobús que atendió las reservas de los navajo y de los hopi, al que se unió un segundo dos años después.

Las primeras tripulaciones eran indígenas para facilitar la integración de las etnias nativas y la interacción lingüística.

Ambos bibliobuses recorrían los condados Apache, Navajo, Coconino y Yavapai, todos ellos en Arizona, con un total de 85 paradas establecidas, instaladas también en otros asentamientos como fábricas, colegios, internados, dispensarios, oficinas de correos o refinerías.

De entre las preferencias de los usuarios de los primeros tiempos, sobresalían títulos sobre los nativos americanos, especialmente los relativos a su historia, folclore y arte; combinados con manuales prácticos, de perfeccionamiento del inglés, sobre ganadería y también diccionarios.

navajo combi

Hoy continúan funcionando dos bibliobuses, dependientes ambos de la Coconino County Public Libray, con sede en Flagstaff.

Uno de ellos, el denominado Palsmobile, se dedica por entero a la atención de centros preescolares, con alumnos de entre 2 y 5 años donde, aparte de los servicios bibliotecarios habituales, proporciona materiales didácticos a los maestros e instrumentos para desarrollar cuentacuentos y otras actividades.

El segundo bibliobús, con una concepción más generalista, mantiene las líneas de actuación de sus predecesores de los años setenta, visitando lugares tan legendarios como el Gran Cañón, el Monument Valley o la Nación Navajo y sus alrededores, entre otros.

R. Kelley, su bibliotecario, nos contaba en 2016 las vivencias apasionantes que él y sus predecesores han experimentado sirviendo a sus vecinos desde su bibliobús. Siguiendo sus palabras, el bibliobús es para ellos como “el Papá Noel o el tipo de UPS”, recibido siempre con mucho cariño y revestido con algo de magia, pues lo mismo ha de tratar con algún fantasma o espíritu de la historia local, que con una naturaleza abrupta que, si bien aprieta, nunca ahoga, al menos de momento.

En la satisfacción de las necesidades de sus usuarios, R. Kelley ha de procurar Internet para los que carecen de ella, fantasía para los niños con hogar en estaciones forestales remotas, nuevos lugares para viajeros empedernidos que ahora viven en su zona, incluso la nueva conexión entre los miembros de una misma familia, rota años atrás; en definitiva, dispensar la ayuda necesaria para unas personas que forman parte de su bibliobús, cuyas vidas laten también en sus estanterías, porque de ellas extraen los recursos precisos para seguir adelante.

The following two tabs change content below.

Roberto Soto

Licenciado en Documentación, y en Geografía e Historia, es Jefe de la Sección de Coordinación de Bibliotecas en la Diputación de León. Presidente de la Asociación de Profesionales de Bibliotecas Móviles de España (ACLEBIM), se encuentra especialmente inclinado a este tipo de servicio bibliotecario público, en el que trabaja, del que se actualiza y escribe y en el que disfruta del calor de sus colegas.

Latest posts by Roberto Soto (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *