Gestión de propiedad intelectual y derechos de autor de materiales audiovisuales - BiblogTecarios

Gestión de propiedad intelectual y derechos de autor de materiales audiovisuales

Dentro de una producción audiovisual, ya sea cinematográfica, televisiva o publicitaria, es habitual recurrir a recursos de archivos para darle un segundo uso dentro del nuevo producto. Entendiendo como recursos las imágenes audiovisuales, fotográficas o materiales literarios, por ejemplo.

En esta ocasión, me centraré en lo que ocurre con el material audiovisual y en los pasos que hay que dar en cuanto a la gestión de la propiedad intelectual y los derechos de autor del mismo.

Aunque, en general, independientemente del tipo de obra que sea, lo que se refiere a los derechos de autor y a la propiedad intelectual se rige por el Texto refundido de la Ley de la Propiedad Intelectual (TRLPI). El material audiovisual tiene un apartado específico, que corresponde al Título VI. Obras cinematográficas y demás obras audiovisuales, que incluye los artículos del 86 al 94.

Cinefilia

Dentro del proceso de documentación de una obra audiovisual, una vez sabemos que imágenes se incluirán en ella, y en colaboración con el equipo de producción que dará el visto bueno a las tarifas derivadas de su uso. Habrá que resolver algunos pasos previos para el uso / explotación de esas imágenes protegidas por los derechos de autor, antes de pasarlo al equipo de realización y que lo incluya en el montaje.

Autoría de las obras audiovisuales:

En España, y general en la UE, se considera que la obra audiovisual es una “obra en colaboración”, por definición legal y en beneficio de los diferentes coautores, que son titulares de sus derechos de explotación, cuyo derecho es irrenunciable y que durarán toda la vida de los coautores y setenta años después del fallecimiento del último coautor.

Así pues, en las obras audiovisuales se consideran coautores a las siguientes figuras dentro de las mismas:

  • el director-realizador
  • el guionista, incluyéndose encargados de elaboración de: argumento, adaptación, guion o diálogos
  • el compositor de la música y la letra, si la hubiese

En las obras regidas por las licencias (C) Copyright, la autoría recae en el productor.

Para la gestión de estos derechos, pero sobre todo de aquellos que son denominados conexos o afines, ya sean individuales o corporativos, la legislación establece la creación de entidades de gestión, que se encargarán mediantes el cobro de unas tarifas libremente establecidas, la recaudación de esos derechos remuneratorios que suelen ser incontrolables para los titulares de las obras.

Aunque hay diferentes entidades de gestión dependiendo del ámbito en el que estén especializadas, aquí señalo las relacionadas con las obras audiovisuales:

  • EGEDA (Sociedad de Servicios para los Productores Audiovisuales)  > productores audiovisuales
  • DAMA (Derechos de Autor de Medios Audiovisuales) > directores y guionistas de obras cinematográficas y audiovisuales.

Más allá de las obras protegidas por derechos de autor, podemos encontrarnos con:

Obras huérfanas, de las que ya escribí sobre ellas aquí.  que son obras protegidas por derechos de autor, por lo tanto, no está bajo dominio público, pero no es posible identificar o localizar de ningún modo a los titulares de esos derechos. Este hecho, impide obtener un permiso de utilización de esa obra. La regulación que establece la UE de uso sobre este tipo de obras está accesible aquí.

Obras de dominio público, la norma general establece que los derechos de autor se extienden desde su divulgación hasta 70 años después de la muerte del autor; excepto las obras de autores muertos antes del 7 de diciembre de 1987, que tienen una duración de 80 años desde la muerte de su autor. Entrando en vigor el 1 de enero del año en el que se cumple ese plazo.

En el caso de las obras huérfanas a menudo es necesario realizar una búsqueda diligente razonable y de buena fe, de los titulares de estas obras huérfana en el Estado donde el productor de obras audiovisuales tenga su sede o residencia habitual. En el caso de no encontrarse la autoría pasará al registro de obras huérfanas, que establece la siguiente normativa .

Obras con licencias Creative Commons, que son obras ofrecen algunos derechos a terceras personas bajo ciertas condiciones.

Como podéis imaginar, estas son sólo unas pinceladas de toda la legislación vigente y se queda fuera mucha más información. Sin embargo, espero que sirva para dar una visión general sobre el tema.

The following two tabs change content below.

Rebeca Hernández

Documentalista
Aquí encontraréis posts dedicados a gestión documental -digital, fotográfica y audiovisual son mis favoritas- y del conocimiento -en general-, pero también de libros electrónicos y de proyectos que se salen de lo habitual...

Comments

  1. By Félix González

    Responder

    • Responder

  2. By María Serrano

    Responder

    • Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *