Con el futuro del libro (electrónico) a vueltas - BiblogTecarios

Con el futuro del libro (electrónico) a vueltas

retos ebookLa incertidumbre que plantea el futuro del libro electrónico, ocupa cada día jornadas, debates, discusiones a la hora del café, páginas de periódicos y minutos en radio y televisión. Tanto lectores como profesionales expresan sus opiniones. Un constante tira y afloja por mantener el formato tradicional o subirse al carro de la innovación. El pasado 26 de octubre se celebraron las II Jornadas Técnicas de ANELE sobre el “Comportamiento de los lectores ante los libros de texto digitales: innovación en las aulas” (en este enlace se pueden descargar las ponencias), y se presento información relacionada con el nuevo formato del libro y la transformación que supone.

A estas jornadas técnicas acudieron no sólo profesionales del sector editorial, sino también de la banca, de medios de comunicación y de educación. A lo largo  del día se expusieron diferentes puntos de vista relacionados con el libro electrónico, contenidos, formatos, etc. Aunque pueda parecer que los participantes de las jornadas eran dispares y poco tenían que ver los de un sector con los de otro, al final, resultó que el discurso se iba repitiendo en unos y en otros.

Los puntos en común entre todas las partes fueron los siguientes:

El lector / usuario

De acuerdo con lo expuesto por todos los participantes, el usuario (cliente, lector y usuario, dependiendo de los casos) debe ser el centro de las actuaciones (de los medios de comunicación, de la banca, de las editoriales y los centros educativos).

La industria editorial debe saber qué es lo que quieren las personas, qué es lo que les interesa, distinguiendo entre nativos y no nativos digitales, ya que su comportamiento y expectativas serán diferentes. Para todo ello, será necesario crear comunidades de usuarios, prestar especial atención a las redes sociales y los comentarios y opiniones que ellos viertan en uno u otro sentido (no en vano, la mayoría solemos confiar en las recomendaciones de amigos y conocidos). Si todo ello se lleva a cabo, según los expertos, el público tendrá la capacidad de definir formatos, estándares y contenidos. Aunque seguramente, en mi humilde opinión, todo esto lo definirá el mercado.

El cambio / la innovación

Todos los sectores deben estar preparados para el cambio, que debe ser rápido (algunos auguran menos traumático para la industria de lo que ella misma prevé) y debe anticiparse al futuro. Aunque puede que el futuro se nos haya adelantado y ya esté aquí. El sector deberá invertir en innovación y arriesgar sin miedo a fracasar. Tendrán que modificar su cadena de negocio, que ya no será como la que se conocía hasta ahora. Se han modificado los valores de la información, han aparecido nuevos agentes y nuevos perfiles profesionales. Las editoriales deberán ser capaces de proveer de la formación correcta a sus profesionales y captar nuevos talentos relacionados con las nuevas formas de actuación. También tendrán que ser capaces de conseguir elaborar contenidos de calidad y construir una masa crítica que los juzgue de manera objetiva.

En el ámbito de la educación, ésta nueva situación se plantea incorporando las herramientas colaborativas, del tipo wikis, blogs y redes sociales, entre otras; y Técnicas de Aprendizaje Colaborativo, denominadas TAC, en las que priman no sólo los contenidos sino una serie de beneficios para los integrantes de este tipo de sistemas de educación, que se consideran más solidarios con el conjunto, y en los que destacan la autonomía y la autoafirmación de los individuos. Además, habrá que aunar esfuerzos para que el papel que desempeñe el profesor también cambie, adaptándose a las nuevas formas de aprendizaje.

Junto a todo ello, se presentaron los resultados de un estudio sobre cómo se está incorporando el libro electrónico en el día a día de los estadounidenses: en el ocio, en la educación, en la vida laboral, que prevé un aumento del uso de los nuevos soportes en los próximos años.

Fue entonces cuando eché de menos una referencia a un par de proyectos: Territorio E-Book y LecturaLAB, que la Fundación Germán Sánchez Ruipérez está llevando a cabo a nivel nacional e internacional (en Italia y Reino Unido), con el objetivo de promocionar la lectura, a través de un “experimento” desarrollado en diferentes comunidades de usuarios, centrando en la lectura en soporte digital. Aunque no estuvieron presentes aquel día, ahora les hago un hueco en este pequeño espacio.

The following two tabs change content below.

Rebeca Hernández

Documentalista
Aquí encontraréis posts dedicados a gestión documental -digital, fotográfica y audiovisual son mis favoritas- y del conocimiento -en general-, pero también de libros electrónicos y de proyectos que se salen de lo habitual...

No Responses