Refugees welcome... to the library - BiblogTecarios

Refugees welcome… to the library

keepcalmLeyendo el último artículo de mi compañero Rafa sobre servicios bibliotecarios para refugiados, me he animado a compartir con vosotros una inquietud que tengo desde que estalló la crisis siria. Escuchando el baile de cifras sobre cuántos seres humanos vamos a acoger cada país, no dejo de preguntarme qué podemos hacer las bibliotecas en esta crisis, porque algo hay que hacer, o como Europa, las bibliotecas perderemos una gran oportunidad si no nos ponemos al frente de esta crisis.

No son pocas las dudas y los problemas que observo en una primera aproximación al problema: barrera idiomática, cultural, etc. Todas ellas mucho más grandes que las de las fronteras que buscan atravesar los refugiados, pero no por eso debemos quedarnos quietos. En España ya estamos viendo como gobiernos autonómicos y ayuntamientos se están organizando para dar respuesta a la crisis, por lo que es necesario que las bibliotecas nos pongamos de ese lado, coordinándonos con las instituciones y las ONGs como un elemento más de apoyo.

De este modo y porque la biblioteca es un ente orgánico que vibra con los latidos de la sociedad a la que sirve y sus circunstancias, aquí van algunas ideas sobre las que las bibliotecas pueden ir trabajando en relación con la crisis de los refugiados sirios:

1.- Campaña de sensibilización a la población.
Tenemos material de sobra para visibilizar el problema, o más bien para impedir su condena al olvido. Nuestros fondos bibliográficos están plagados de historias de emigración, de guerras y de conflictos mundiales semejantes al que estamos viviendo. Dediquemos centros de interés al tema, ciclos de conferencias o de cine. Creemos una base de comprensión y solidaridad en nuestra población con nuestro arma más poderosa: la cultura.

2.- Situar un punto de información en la biblioteca.
Si algo es una biblioteca (o al menos debería ser) es un lugar en el que se tiene y se da información, una información que debe de ir más allá de lo que la institución posee y los servicios que te puede dar. Haz que la biblioteca sea un punto de información sobre las medidas que se están tomando para paliar la crisis de los refugiados y los pasos que se están dando para traer familias sirias a tu ciudad. Ofrece también tus espacios a las ONGs o las instituciones gubernamentales para que sitúen sus puntos de información sobre la crisis.

3.- Recogida de alimentos, material escolar, ropa, etc.
Una vez tengamos en nuestras ciudades y pueblos a las familias sirias, necesitarán de todo. Coordinate con las ONGs o con tu Ayuntamiento para organizar una recogida de alimentos, ropa, material escolar, juguetes… Lo van a necesitar y tus usuarios van a agradecer el hecho de tener un lugar familiar en el que poder depositar su granito de arena.

4.- Preséntate a tus nuevos usuarios.
Con la ayuda de mediadores y siempre en coordinación con ONGs o las instituciones gubernamentales, organiza visitas a tu biblioteca especialmente para ellos. Enséñales que la biblioteca es también su casa, un espacio al que pueden acudir en búsqueda de numerosas respuestas en su proceso de adaptación a esta nueva vida.

Como dice Abdulá, el protagonista del álbum de Edelvives El color de la arena: “Dice mi abuelo que el mundo es muy grande. Tan grande que si juntara todos nuestros rebaños mil veces aún quedaría espacio para muchos otros rebaños, mil veces como el nuestro”.

Hay espacio para todos. Refugees welcome.

The following two tabs change content below.

Noemi Gómez

Adjunto de biblioteca at Biblioteca Central de Cantabria
Sobre lo que observo y experimento desde mi puesto en una biblioteca pública. Sobre lo que creo que debería ser y no tenemos. Porque por encima de todas las cosas, creo en esta profesión y en que hacemos mucho bien a la sociedad.

Latest posts by Noemi Gómez (see all)

Comments

  1. Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *