Llega febrero, el mes del amor y la biblioteca... - BiblogTecarios

Llega febrero, el mes del amor y la biblioteca…

Cuando pienso en mi vocación no temo a la vida. (Anton Pavlovich Chekhov)

Desde ya, aquí en Puerto Rico, se comienza a manifestar visualmente las imágenes de la temporada (la comercialización del Amor, pero eso es otro tema), siempre viene a mi mente el asunto de este amor que siempre manifestamos, por la biblioteca, por la profesión y por los usuarios.

Aún en estos momentos de la crisis, (cada vez que escucho la palabra crisis, recuerdo la entrada de Amanda y me lo gozo) los que amamos esta profesión, nos levantamos o arrastramos al centro de trabajo, y siempre tratamos de dar lo mejor a nuestros usuarios. No sé si les pasa, pero el contacto con los usuarios, hasta con el “usuario majadero”, si ése que te dan ganas de asesinarlo por lo que sea, ya sea su pregunta, insistencia, majadería, etc. les levanta el ánimo, la moral amén de otras cosas, (si está guapo el usuario), y sientes esa alegría interior, ese gozo que te permite reconocer que estás donde quieres estar, ese Amor y Pasión por la Biblioteca.

Pensemos en que sucede cuando  recibimos esos o esas usuari@s guap@s. Tuve  un colega que siempre que venía una niña preciosa, se le salía lo de bibliotecario-galán y las atendía como reinas… obviamente yo aprovechaba la situación y le enviaba todas las niñas, señoras, abuelitas fueran éstas lindas o no. Sin importar como sea nuestro o nuestra usuari@ debemos atenderlo con prontitud y alegría.

Otras manifestaciones de amor que podemos observar,

  • Cuando llega esta madre, padre o abuelo desesperado, que no entiende lo que le piden a su amad@ en una asignación, y el Super-Bibliotecario siempre presto, trata de dar luz sobre la situación o lo refiere a donde lo podrán ayudar mejor… Y en estos tiempos que ya un estudiante de quinto año o grado, parece que toma las materias en chino, nadie las entiende, confieso en ocasiones ni yo misma entiendo…
  • Cuando te llega un usuario de la tercera edad, con una caja misteriosa y saca una máquina de succión que le ayuda en la erección, síííííí, eso nos sucedió un día. Rápidamente envié al bibliotecario-galán a resolver la situación!  Se le ofreció el servicio al caballero, y confieso que nos dio tremendo ataque de risa. ESO es amor por la profesión, quien diga que no!
  • Las parejitas en amor platónico-carnal… las bibliotecas tienen ese encanto, esa magia y todos esos rincones oscuros, solitarios, que seducen e invitan a manifestarse el amor, ¿a quien no le ha tocado, ir donde una de estas parejas  y decirles que este no es el lugar adecuado para tal expresión?…  lo que se ve y  hasta se aprende en esas intervenciones.
  • Ayudar o apoyar a alguien que tiene un amor en la distancia, cuántas veces hemos tenido usuarios que vienen a nuestros mostradores, a que les demos una clase de cómo usar el correo, algún servicio de mensajería ya que tiene un amor lejos y desea mantener comunicación… también están los que quieren aprender por que pueden espiar al amado.

Y por último por la limitación del espacio, pero no por falta de situaciones.

Aquellos usuarios que ven en nosotros, los Bibliotecarios, una figura de apoyo, de ayuda, de consuelo, de confianza, de alivio, de paz, de sabiduría, de fortaleza, de alegría, de Amor… mi mostrador de referencia es un confesionario, salón de clases, sala de consulta, diván de apoyo, área de chistes, área de guerra, de tregua y paz. Aquí se debaten ideas, se comparten datos, se crea conocimiento, de enaltecen las cosas buenas, se fomentan los placeres de la vida buena.

Ando en un momento de arrebato pasional por mi profesión… y cuando lo pienso, soy Feliz… ¿Y tú, eres Feliz?

The following two tabs change content below.

Myrna Lee

Profesional de la Información Puertorriqueña. BiblioGuerrera, medio irreverente en ocasiones, pero defiendo mi profesión como tal. Firme creyente en el cambio generacional y en los bríos de la sangre nueva. Tengo muchas pasiones pero entre éstas, las bibliotecas académicas, la educación superior, las redes sociales, las tecnologías, las destrezas de información, la cultura, la música y el arte. Creo en el Poder de las Palabras y en el de la Información, también en cuidar la naturaleza, soy amante del sol, el mar y la alegría del Alma. Todas estas cosas y otras enfocadas en los servicios para las distintas comunidades a las cuales podemos brindar servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *