Sugerencias de lectura en bibliotecas - BiblogTecarios

Sugerencias de lectura en bibliotecas

El rincón de las palabras

EL RINCÓN DE LAS PALABRAS. Intercambio de experiencias lectoras

Llega el verano, los horarios cambian, el orden de preferencias se altera notablemente y los usuarios de bibliotecas cambian sus hábitos lectores. Al igual que el resto de los servicios que ofrecen atención al público, las bibliotecas transforman sus espacios y sus actividades para ofrecer a los que acuden a ellas novedades interesantes para ocupar estos tiempos de ocio que marcan la temporada estival. Los que estamos al frente de estos servicios hemos visto evolucionar notablemente el modo de ofrecer los fondos de que disponemos a lo largo de la última década especialmente, todo ello propiciado por las nuevas tecnologías y los nuevos medios de relacionarnos entre nosotros, es decir, las redes sociales y la omnipresencia de Internet.

A continuación voy a hacer una breve descripción de los métodos que normalmente usamos en las bibliotecas para acercar nuestro fondo a los usuarios a la hora de hacer recomendaciones de lectura en cualquier época del año, no sólo en verano. Se trata de una serie de recursos habituales, que están al alcance de todas las bibliotecas, y cuya elección varía en función del personal, de los gustos de los usuarios y cómo no de la idoneidad de cada método. Como si fuera una carta de restaurante, hay infinidad de «platos» que los bibliotecarios ofrecemos a nuestros usuarios para que puedan disfrutar con su propia elección. Toda una carta de «productos-degustación» disponible para nuestros lectores.

Centros de interés: cada vez más utilizados, este método de selección y ofrecimiento de determinados fondos supone la selección de materiales por abordar un mismo tema según distintos autores y en todos los soportes posibles. Es muy habitual en esta época dedicar los centros de interés a lecturas relacionadas con el ocio, los viajes, los eventos deportivos de la temporada, las vacaciones, etc. Los centros de interés son un medio excelente de mover el fondo del que disponemos, y supone un trabajo previo de búsqueda, selección y preparación de espacios destacados que se ponen a la vista de los usuarios para ofrecerles interesantes sugerencias para sus lecturas o su búsqueda de información.

Préstamo de lotes familiares: es habitual ampliar la oferta de materiales en cantidad y tipos de soportes durante esta época. La preparación y ofrecimiento de estos lotes supone un aliciente para las familias que acuden con asiduidad a las bibliotecas ya que les permiten disfrutar de la oferta de las mismas de modo más lúdico, gracias a los materiales que previamente han sido seleccionados para que puedan disfrutar de la lectura y del ocio en familia. Ya se sabe, de padres lectores, hijos lectores, salvando las excepciones que siempre puede haber.

Guías de lectura actualizadas: esta herramienta de difusión de determinados fondos es ya un clásico de las bibliotecas, pero en estas temporadas en las que muchos usuarios disponen de más tiempo libre, suponen una herramienta muy valiosa para sugerirles títulos actualizados y novedades destacadas. Este método requiere un trabajo elaborado de selección de novedades, elaboración de resúmenes breves de las mismas, elaboración de folletos de presentación atractiva y de un trabajo de ofrecimiento a los usuarios que acuden a la biblioteca dispuestos a aceptar sugerencias con muy buena disposición.

Expositores de novedades: aunque los tiempos que corren no son muy propicios para disponer de grandes presupuestos que nos permitan renovar los fondos con nuevos títulos, es importante no descuidar estos espacios dedicados a mostrar las últimas novedades adquiridas. La clave del éxito de este método para ofertar a nuestros usuarios supone estar al día de selección y adquisición de títulos de interés y calidad, a la vez que supone una agilidad en el proceso técnico que permite ofrecer a los usuarios estas novedades casi a la vez que las librerías, los centros comerciales u otras plataformas de venta. Las bibliotecas incorporamos así técnicas de marketing muy eficaces y ya habituales en otros sectores comerciales.

Difusión de reseñas, recomendaciones de lectura, sugerencias de otros lectores: es fundamental no descuidar, a la hora de hacer difusión de nuestros fondos, el uso adecuado y eficaz de las redes sociales y de las herramientas que nos ofrece Internet. Las bibliotecas deben estar muy presentes en las redes sociales pues nuestros usuarios son consumidores cada vez más en la «nube» y la rapidez de la difusión de Internet es vertiginosa. El mantenimiento de la propia página web de la biblioteca es una herramienta muy valiosa a la hora de informar de las novedades y de ofrecer sugerencias a nuestros lectores. Debemos en ella mantener al día la sección de novedades, elaborar breves reseñas de las nuevas adquisiciones e incluir enlaces y cuanta información sea de interés, para que los usuarios puedan consultarla en tiempo real, sin necesidad incluso de acudir a la biblioteca directamente. También la creación y mantenimiento de blogs de la propia biblioteca, al igual que el mantenimiento de la propia página en facebook, o la actualización de información a través de twitter suponen una herramienta de gran potencia y que multiplica exponencialmente cualquier novedad relativa a la biblioteca, ya que los propios usuarios se encargan de difundirla y de transmitirla a sus contactos, propiciando un efecto en cadena que cada vez atrae a más usuarios. Dada la creciente importancia de las redes sociales en la vida diaria, es imprescindible dedicar recursos profesionales y materiales a mantener actualizados estos servicios virtuales, que suponen por otro lado una mayor inversión de tiempo y recursos para usar de modo adecuado y satisfactorio estas herramientas en beneficio de las bibliotecas.

Pekeletras

PEKELETRAS. Rincón dedicado a los primeros lectores, con nuestra mascota particular

El rincón de las palabras: Si hemos conseguido que nuestros usuarios acudan con asiduidad a la biblioteca en busca de información de todo tipo y en cualquier soporte, debemos fomentar igualmente su participación e intercambio de experiencias. Es lo que he denominado el rincón de las palabras, las que surgen de nuestras lecturas y nos impactan de algún modo. En cualquier biblioteca deberíamos dedicar un espacio para que los lectores puedan hacer sus propias sugerencias de lectura y las compartan con otros lectores a través de tablones para poner sus fichas, sugerencias, mensajes. Y es que el boca a boca es la red de comunicación básica para intercambiar información, no podemos desaprovecharla.

El rincón para los primeros lectores: también es muy importante ofrecer a los primeros lectores que acuden a la biblioteca un rincón especialmente dedicado a ellos, con títulos a su alcance y especialmente elegidos para que les atraiga su lectura, con mobiliario atractivo y cómodo. Estos espacios tienen múltiples denominaciones y cuidarlos supone ir fomentando desde los primeros años el aprendizaje lector en los usuarios más pequeños, que con el tiempo debemos cuidar de modo especial para que se conviertan en buenos lectores. En definitiva, debemos reservar espacios para los más pequeños y así conseguir que la lectura se convierta en un viaje apasionante desde el principio.

Extensión de la biblioteca: la biblioteca se sale. Literalmente, las bibliotecas se salen de sus espacios físicos habituales para llegar a lectores potenciales que normalmente no se acercan a las mismas. Estoy haciendo referencia a las cada vez más habituales bibliopiscinas, a los lotes depositados en distintos servicios públicos como Centros de Atención a la Infancia (CAI), en las Residencias de Ancianos, en las Ludotecas, etc. La selección de material adecuado según la tipología determinada de los usuarios de cada servicio es fundamental a la hora de obtener éxito con este método. Hay que conocer bien los gustos y preferencias de los usuarios de cada sector, preparar bien los materiales a seleccionar y realizar una labor de difusión adecuada (listados de material visible, carteles, formación de las personas que mantendrán dichos lotes en funcionamiento) para que la extensión de la biblioteca resulte efectiva y funcione bien. Si los usuarios no pueden venir a visitarnos, nosotros salimos a su encuentro.

Recomendaciones directas: no podemos olvidarnos, por último, de un método habitual de recomendación de lecturas. No supone una inversión económica ni puede medirse según valores estadísticos pero no es por ello menos importante. Todos tenemos experiencias al respecto, todos conocemos a los usuarios que se acercan a nosotros y nos piden ayuda, desean que les hagamos sugerencias atractivas para leer. « ¿Podrías recomendarme algún libro ahora que tengo más tiempo libre…?» es la pregunta habitual que nos hacen los lectores también habituales. Y en este punto no podemos limitarnos a enseñarles los centros de interés, las guías de lectura o mostrarle las novedades. Cuando surgen estas situaciones no puedo evitar sentir un vértigo interior que me hace rememorar todas aquellas lecturas que de un modo otro han marcado mi existencia, y evidentemente no puedo ser objetiva: recomiendo aquellos títulos que me han hecho vibrar, reír, llorar, emocionarme o simplemente me han ayudado a interpretar mi existencia con una claridad estremecedora. Mis recomendaciones de lectura cada vez se parecen más a los consejos de viejos amigos, cuyas palabras a veces me escuecen, pero que están llenas de afecto y cuyos mensajes sugieren libros que sanan y palabras que curan la soledad, la ignorancia, el aburrimiento y también las enfermedades físicas.

Todo vale con tal de compartir la enorme riqueza que existe en las bibliotecas a quienes se acerquen a ellas en busca de sugerencias interesantes. Nosotros estaremos allí para poder ofrecérselas, usando cualquiera de los métodos al uso u otros que nosotros inventemos. En definitiva, es labor que merece la pena realizar para poder contagiar el placer de la lectura a nuestros usuarios. Seguro que lo agradecerán.

The following two tabs change content below.
Bibliotecaria, filóloga, apasionada lectora. Siempre investigando nuevos caminos para hacer de las bibliotecas lugares fundamentales para el desarrollo intergral de los ciudadanos.

Latest posts by Mercedes Carrascosa (see all)

No Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *