Recomendar lecturas en época estival y digital

Recomendar lecturas en época estival y digital

Hace años una bibliotecaria de Talavera me contó este chiste:

Una abuela, su hija y su nieta llegan a la biblioteca. La bibliotecaria, solícita, las atiende. La hija se lleva un disco, la madre una novela y la abuela… nada.

─¿No quiere una revista?

─No, hija, no…

─Pues una película. De las de su tiempo. En blanco y negro, mire…

─Gracias hija, pero es que no quiero llevarme nada.

─¿Y un libro de manualidades? ¿Borda con punto de cruz? ¿Hace encaje de bolillos? ¿Lo suyo es la Restauración de muebles? ¿La calceta? ¿El ganchillo? Tenemos de todo, seguro que encontramos algo que le guste, seguro.

─Bueno, bueno. Anda, dame el libro ese de punto de cruz, venga.

Se marchan la abuela, la madre y la hija y, unos segundos antes de cruzar la puerta de la biblioteca, la abuela se gira y le dice a la bibliotecaria:

─Trabajas por comisión, ¿verdad, hermosa?

Soslayando el análisis de género (todas mujeres, incluida la bibliotecaria), podemos concluir que hay pocas cosas que nos gusten más a los bibliotecarios que recomendar lecturas, aspecto éste que compartimos con los libreros y con algún otro que oficio más. Y, naturalmente, en época de vacaciones este rasgo inherente a nuestra personalidad se agudiza. Lo siento, en eso soy una bibliotecaria típica y, rizando el rizo, les voy a recomendar cuatro guías de lectura que no son unas guías cualesquiera (otro detalle de nuestro carácter es orientar a los lectores hacia lo singular); son cuatro Nubeguías publicadas con Calaméo y, esto es lo que verdaderamente me encanta, dos de ellas están realizadas por lectores usuarios de bibliotecas públicas.

Hace unos meses escribí el post Elogio de lo esencial en la biblioteca en el que presentaba el espacio de Los Fundamentales del Centro de Desarrollo Sociocultural; un rincón de la Sala de adultos de la Biblioteca Municipal de Peñaranda reconquistado por los lectores y enmarcado en Nubeteca, el proyecto impulsado por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y la Diputación de Badajoz. Los Fundamentales se ubica en la antigua sección de las obras de consulta y referencia generalistas; una sección que fue esencial en su momento y que ahora, caída en el olvido, vuelve a serlo gracias al empoderamiento que de ella han hecho los lectores. Cada pocos meses, el rincón muestra la biblioteca de la vida de un usuario de la Biblioteca y, esta selección de obras, se complementa con el diseño de una dinamización que la acerca al resto de la comunidad.  Así ocurrió con Los Fundamentales del lector y pintor peñarandino Alejandro Mesonero: se creó un grupo en Facebook para conversar sobre las lecturas esenciales de cada uno de los integrantes, con un detalle especial, y es que se seguía la metáfora del Juego de la Oca propuesta por Mesonero. Durante doce días, 61 lectores activos de un total de 200, compartieron más de 500 obras repartidas en otras tantas casillas del popular, extendido y ancestral juego de tablero: Casilla O Inicio/Casilla 6 Puente… hasta llegar a la Casilla Final, El Jardín de las Ocas.  En cada casilla, se lanzaba una premisa: una obra para ser degustada con calma, un clásico que hay que redescubrir, una obra que a todos les parece armónica o bella y a nosotros, no… Finalizada la conversación en el grupo, se recopilaron las coincidencias y el listado de todas las obras, con las que se realizaron dos Nubeguías: El Juego de la Oca y El Jardín de las Lecturas.

04_prest_2Lecturas-de-veranoLa Nubeguía El Juego de la Oca está compuesta de doce lecturas que se alojan en otras tantas casillas. Son las que más votos o coincidencias cosecharon en el grupo de Facebook: en cada una de las obras, se indica en qué catálogo está disponible: Catálogo Colectivo de la Red de Bibliotecas Públicas de Castilla y León, eBiblio Castilla y León, OdiloTK y 24Symbols. Además, está enriquecida con recursos que buscan sorprender (anuncios publicitarios), complementar (Conferencia de la especialista Mariángeles Fernández en torno a la figura de Julio Cortázar, Entrevista con Almudena Grandes en Página2) o, simplemente, entretener (baile sobre una rayuela, video de Limahl, escena de Blade Runner…). Por su parte, la Nubeguía El Jardín de las Lecturas, está compuesta por el listado de las más de 500 obras compartidas, situándolas en sus casillas correspondientes. Esta Nubeguía se realizó por expreso deseo de los lectores participantes, que querían tener todas las obras en un mismo lugar… para leer o releer las que sus compañeros recomendaban.

La tercera Nubeguía no puede ser más adecuada al tiempo en el que estamos y al mundo en el que habitamos; se titula En tránsito. Los destinos propuestos hacen hincapié en el descubrimiento de lecturas, paisajes y grandes viajeros. Marco Polo o el Dr. Livingstone acompañan a Alexandra David Néel y a otras intrépidas aventureras que consagraron su vida al arte de vivir en continuo movimiento. Las obras y los recursos que la enriquecen están disponibles para ser leídos, prestados o descargados en línea.

Sí, el matiz clave de estas Nubeguías es que están diseñadas para ser consultadas y leídas, tanto el formato como el contenido, en digital. Préstamos ON es la campaña para propiciar el préstamo digital en la Biblioteca Municipal de Peñaranda y en las Bibliotecas de la Diputación de Badajoz, y también, tiene su Nubeguía, en esta ocasión, una orientación sobre cómo utilizar el préstamo digital.

Recomendar lecturas en la época estival y digital tiene dos características irrenunciables: todo ha de estar en la nube, tanto las obras como las guías y los recursos que las enriquecen; y en la tarea de recomendación, los lectores tienen mucho que aportar.

Feliz lectura digital y veraniega.

The following two tabs change content below.

María Antonia Moreno

Mi blog pretende recoger, analizar y reflexionar sobre proyectos y acciones puestas en marcha desde la biblioteca pública; teniendo como eje y centro de atención el lector. Un lugar de encuentro y conversación para todo aquel que esté interesado en la mediación entre lectores y lecturas; así como en las relaciones de la biblioteca con los ciudadanos. Trabajo en el Centro de Desarrollo Sociocultural, de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, en Peñaranda de Bracamonte (Salamanca).

Latest posts by María Antonia Moreno (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *