Nubeteca, #INELI y #Readmagine

Degustación de Nubeteca. Encuentro #INELI y #Readmagine

Durante el 8 al 11 de junio 40 líderes bibliotecarios iberoamericanos se dieron cita en Casa del Lector de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez. La estancia se enmarcaba en el proyecto Readmagine para la innovación digital de la lectura y los libros; el inicio de un proyecto de dos años que ejecutan de manera colaborativa la Fundación Germán Sánchez Ruipérez y el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina (CERLALC), y cuyo objetivo es el de crear una red de líderes bibliotecarios innovadores.

Pero antes, el domingo 7 de junio, estos bibliotecarios en la frontera de la transformación procedentes de Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, España, Guatemala, México, Paraguay y Portugal, visitaron Peñaranda de Bracamonte (Salamanca) para conocer el proyecto Nubeteca, el concepto nuevo de biblioteca que está cristalizando en el Centro de Desarrollo Sociocultural de la FGSR. Esto es, pasaron todo un día degustando Nubeteca.

 

Las plazas olían a romero (se celebraba el Corpus) y los líderes bibliotecarios, acompañados de representantes del CERLALC y de la Fundación Germán Sánchez Ruiperez, respiraron el aroma de una ciudad en fiesta y tocaron, con sus tabletas y móviles, la piel del CDS envuelta en vinilos de colores con códigos QR que dan acceso libre a la colección digital… la expresión leer la piel de un edificio nunca fue más literal ni exacta. El sonido del talento local (cuatro piezas interpretadas por  Michel Núñez y Ana García, director y profesora de la Escuela Municipal de Música) combinó con El sabor de la ilusión. Helio Flores, cocinero y propietario de la Cafetería- Restaurante Los Álamos de Peñaranda, creó una metáfora del cambio de la biblioteca con su pincho Nubeteca… lo sólido se transformó en líquido en riguroso directo. Hasta aquí el Aperitivo de imaginación, concebido por Florencia Corrionero, subdirectora del Centro, quien realizó el guión general de la jornada y ofició de maestra de ceremonias, guiando a los bibliotecarios americanos a través de las diferentes partes de Degustación Nubeteca.

 Las palabras más solemnes llegaron con El color de la bienvenida, a cargo de Luis González, director general adjunto de la Fundación, y Fernando Zapata, director del CERLALC; reflexiones, intenciones y punto de partida del trabajo por hacer.

Es habitual saborear un sorbete para limpiar el paladar y prepararlo para nuevos sabores, nuevas texturas, nuevas miradas. Con Un sorbete de innovación Javier Valbuena, director del Centro, planteó que no es posible la innovación si siempre conversamos los mismos, y abogó por abrir encuentros, procesos de trabajo y cotidianeidad bibliotecaria a otros colectivos y personas que observen la biblioteca con ojos nuevos: personas que están en la cocina, que crían pájaros, con las que nos encontramos en las ferias Maker y están inmersos en la cultura del hacer.

Asimismo, Valbuena subrayó en su intervención algunas de las claves para que se produzca la innovación en la biblioteca:

  •  Incorporar nuevas voces y nuevas conversaciones: Conexiones Improbables.
  • Diversidad/Hibridación en las organizaciones.
  • Organización transversal y abierta. Innovación interna: que todos los miembros de la organización aporten el mayor talento posible.
  • Seguir teniendo una historia que contar a la ciudadanía.
  • Etnografía digital de lectores de bibliotecas públicas: el proyecto de investigación de Territorio Ebook: acceso a contenidos, no a la propiedad de la colección. Generar conversaciones, más que realizar préstamos.
  • La biblioteca como propiciadora de ocupación del espacio público. Biblioteca extramuros, que comienza en la calle, donde están los lectores.
  • Una biblioteca que coopere con otras bibliotecas: Biblioteca Humana, y con asociaciones, empresas, organizaciones, instituciones, ONGs… imbricadas en el territorio.  Solidaridad sin rostro, Imprescindibles, Casas Lectoras. El libro, elemento clave como factor de competitividad en las empresas.
  • Espacios físicos que sorprendan, que emocionen y que fomenten las conversaciones.
  • Libros que dejan de interesar a los lectores: Talleres de libros olvidados que convierten a esas obras en objetos artísticos. Subastas solidarias en beneficio de ONGs.
  • La biblioteca y la autopublicación como estrategia de activación del talento local; formar a los lectores en los nuevos lenguajes que llegan: transmedia.
  • La cultura del hacer; para hibridar tecnología (impresión 3D, drones) y la lectura. Readmaker, RCuentos.

Como toda ensalada que se precie, la Ensalada de preguntas se caracterizó por la mezcla de ingredientes de lo más variado, para favorecer resultados sorprendentes y refrescantes. Se trataba de una dinámica de grupo, que perseguía dos objetivos:

  1. Romper el hielo. Preguntas sobre las bibliotecas, el encuentro, experiencias, que fueron escritas por los participantes y contestadas mediante una elección a ciegas.
  2. ¿Cuál es el significado de la biblioteca? Las aportaciones generaron un mapa mental inicial.

Divididos en tres grupos que fueron rotando por tres espacios, comenzó la parte denominada Degustación Nubeteca. La fuerza del cuento en la Biblioteca infantil fue descrita por María Ángeles Redondo y Rocío Calles a través de tres proyectos: Días D Cuentos, RCuentos y Casas Lectoras. Tres proyectos que aúnan la Literatura Infantil con la impresión 3D; la cooperación entre bibliotecas, escuela y familia… todo ello aderezado con altas dosis de creatividad. María Ángeles redondeó su explicación fomentando la participación de los líderes iberoamericanos, que remezclaron personajes de cuentos impresos en 3D.

Emilia Salas y José Luis Sánchez se encargaron de mostrar Las mutaciones de los bibliotecarios y la colección en la Biblioteca de adultos ; con la presentación del espacio físico Nubeteca, donde se realiza la ITV de los dispositivos electrónicos y se ayuda y forma a los lectores en la lectura digital; la reprogramación del expurgo, seriamente afectado por los cambios en las colecciones y el espacio Los Fundamentales, un espacio expositivo de recomendación que ha reinventado la sección de obras de referencia en papel y que busca sorprender en las relaciones entre la Biblioteca y los lectores.

En esta distribución de tareas, me correspondió hablar sobre Leer con otros en la nube, y la labor desarrollada en los Clubes de lectura en la nube, que actualmente se alojan en la plataforma de Nubeteca; una herramienta de la empresa tecnológica española Odilo TDI e impulsada desde la FGSR junto con la Diputación de Badajoz. Para ello, me convertí por unos minutos en Zuckerberg (camiseta gris y vaqueros pero sin su cash, me temo) y realicé una puesta en escena en la que el gris daba paso al color, la uniformidad al cuidado en los detalles, la cantidad de los Me gusta, a la calidad en la conversación entre lectores y autor. El espíritu de esta intervención lo avancé en primicia en mi post No somos Zuckerberg.

Era inevitable. Los Sabores de Peñaranda los degustamos en la comida de trabajo, en un restaurante de la ciudad; unos momentos de sosiego y charla distendida antes de la tarde de trabajo.

Pero, sin duda, es en la sobremesa cuando llegan las confidencias. Se organizó un speed dating, una cita rápida de conversación entre pares, similar a una Biblioteca Humana profesional; en el que los bibliotecarios iberoamericanos charlaron de tú a tú, afianzaron conocimientos, preguntaron, resumieron, soñaron.

399_jornadas_iberoamericanos_7_junio_2015

Para finalizar la jornada, nos dejaron sus palabras como reflexión de lo vivido.

Aunque hubo más, por supuesto: susurros, sonrisas, imágenes, anécdotas, bailes improvisados, murmullos, accidentes con agua, retrasos y adelantos de franjas horarias, encuentros, selfis, despedidas, descubrimientos gastronómicos y dobles chilenas.

Se trataba de provocar y a ello nos dedicamos con fruición, a qué negarlo. Provocar incertidumbre, curiosidad, zarandear pareceres y afirmaciones, mostrar tendencias, innovar en la teoría y en la práctica. Y, precisamente, pusimos en práctica una nueva manera de contar proyectos a colegas bibliotecarios, alejada del tradicional taller o curso, congreso o jornada, porque (es inevitable) la gente olvidará lo que dijiste, lo que hiciste (espero que no todo), pero nunca olvidará cómo la hiciste sentir (Maya  Angelou).

 

Fotografías y nube de palabras cortesía de nuestro compañero Joaquín Hernández Sánchez, ayudante del Área de Biblioteca y Formación del CDS de la Fundación. 

The following two tabs change content below.

María Antonia Moreno

Mi blog pretende recoger, analizar y reflexionar sobre proyectos y acciones puestas en marcha desde la biblioteca pública; teniendo como eje y centro de atención el lector. Un lugar de encuentro y conversación para todo aquel que esté interesado en la mediación entre lectores y lecturas; así como en las relaciones de la biblioteca con los ciudadanos. Trabajo en el Centro de Desarrollo Sociocultural, de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, en Peñaranda de Bracamonte (Salamanca).

Latest posts by María Antonia Moreno (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *