Leer como refugio: recomendaciones de libros

Leer como refugio

Cuando llega septiembre me da por resguardarme, al igual que en otras épocas del año prefiero jugar, curiosear o anhelo reír. No concibo mejor cobijo que el que proporciona la lectura. Leer te arropa, incluso cuando zarandea tus emociones, encuentras un mundo ajeno que quieres hacer tuyo o tal vez sea que sólo quieres vivir en él un rato.  Leer es el mejor de los abrigos para hacer frente a la tristeza o a la soledad. Obtengo mucho disfrute al recibir recomendaciones y al hacer lo propio, creo que una de las labores esenciales de un bibliotecario de biblioteca pública es la de mediar entre lecturas y lectores, conectar a unos con otras. Ser un poco (o un mucho) celestina de lectura pública. Qué denominación tan hermosa.

Desde este deseo septembrino, voy a recoger dos iniciativas llevadas a cabo por sendas instituciones, y que tienen en común las siguientes características; si me apuran, algunas más (no lo hagan, por favor, que apenas me estoy recuperando del estrés posvacacional) 😉 :

  • Mediación entre lectores y lecturas.
  • Propiciar la conversación.
  • Conexión entre instituciones y ciudadanos.
  • Espíritu dospuntocero.

Libro Por VacacionesA partir de aquí, cada iniciativa tiene su identidad y objetivos propios. Con #LibroPorVacaciones el Museo del Libro Fadrique De Basilea en Burgos, abrió su club literario agosteño dejando claro que, para su Museo, los libros son como las pizzas  cuatro estaciones.  Durante los veintisiete días de agosto en los que el Museo permaneció abierto, compartió a través de sus redes sociales otras tantas recomendaciones de libros veraniegos. Los recomendadores poseían perfiles profesionales y personales diversos y, desde el Museo, la manera de difundirlas y generar conversaciones fue la siguiente:

  • En su página de Facebook   cada día, abrían con la recomendación.
  • A media mañana, pineaban una imagen relacionada con la obra en su tablero de Pinterest.
  • Durante todo el día, tuiteaban  datos sobre la obra, su autor, la persona que recomendaba, y otros datos, con el HT #LibroPorVacaciones
  • Con #LibroPorVacaciones se agrupa la conversación: comentarios de los tuiteros acerca de la obra, recomendaciones propias, etc.

Escritores, cocineros, cantantes, periodistas, administradores de contenidos, expertos en Historia del Arte, museólogos, actores, ilustradores… curioseen quiénes fueron los veintisiete recomendadores, sus recomendaciones y sus razones, en el álbum de Facebook #LibroPorVacaciones. La conversación tuitera se recopiló en Storify, aquí podemos leer otras recomendaciones, otros quereres, al calor de las propuestas.

Bajé de la nube, sólo un ratito. Félix Orgaz Botejara.

Bajé de la nube, sólo un ratito. Félix Orgaz Botejara. Taller Libros Olvidados, CDS.

 

La segunda iniciativa lleva por título la etiqueta #Librosconalma y fue puesta en marcha por el Centro de Desarrollo Sociocultural de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, en Peñaranda de Bracamonte (Salamanca). #Librosconalma nació muy ligada a la iniciativa solidaria #Librosolvidados y es que en julio, tuvo lugar el Taller de Libros olvidados, a cargo del artista peñarandino Félix Orgaz Botejara. El objetivo del taller era doble, por un lado, reflexionar sobre la colección relegada en las estanterías de la Biblioteca, esas obras que languidecen por falta de uso o agotamiento de su ciclo vital-lector,  y la posibilidad de volver a darles vida, transformándolas en pequeñas obras de arte. Por otro lado, esas obras reinterpretadas por los participantes en el taller, se destinaron a un fin solidario: colaborar con la Asociación de Personas con Discapacidad Psíquica o Física de Peñaranda y comarca, ACOPEDIS . La mañana del cuatro de agosto, se procedió a su Subasta Solidaria en el zaguán del Centro, una subasta cargada de generosidad que fue un rotundo éxito.

Y es que en el párrafo anterior escribía que #Librosconalma era el reverso de #Librosolvidados, porque en el transcurso del taller, de la reflexión, surgió la pregunta: ¿cuál es ese libro que despertó un sentimiento profundo en ti? ¿Cuál libro fue el que te marcó? ¿Qué libro destacarías por su alma?

Alma para un libro. Isabel García

Alma para un libro. Isabel García

 

Durante el periodo que duró el taller, a través de Twitter y de Facebook, y del boca a boca, se comenzaron a recoger todas las aportaciones. Con ellas, se publicó el storify #Librosconalma  pero, sin duda, la creación del Libro de libros con alma fue algo especial. Tomando como base e inspiración la escultura de la artista salmantina Isabel García Vega, Alma para un libro, (que donó para la subasta solidaria de agosto), en el Centro se diseñó esta pieza Libros olvidados. Libros con alma.

No sé qué tiene el verano que a todos nos da por recabar títulos para alegrarnos los días (hasta los de Facebook, así lo conocí por Baratz:  Los 10 libros favoritos de los usuarios de Facebook ; pero a mí me parece que el cobijo para otoño e invierno es igual de importante que la algazara.

Así que leamos y compartamos. Al fin y al cabo, esa es la vocación de cualquier celestin@ de biblioteca que se precie.

P.D. Un clásico de verano es la de proponer viajes; aquí van dos. Acérquense a Burgos y visiten el Museo del Libro; es una buena idea para amantes de la lectura como pueden ser los clubes de lectura de nuestras bibliotecas públicas. Así lo hicimos con los Clubes de lectura del Centro de Desarrollo Sociocultural, en 2011. Y, por supuesto, también es una buena opción acercarse a Peñaranda de Bracamonte y al Centro de Desarrollo Sociocultural. Dos lugares dedicados a la cultura, en los que cobijarnos en este otoño que en breve comienza.

The following two tabs change content below.

María Antonia Moreno

Mi blog pretende recoger, analizar y reflexionar sobre proyectos y acciones puestas en marcha desde la biblioteca pública; teniendo como eje y centro de atención el lector. Un lugar de encuentro y conversación para todo aquel que esté interesado en la mediación entre lectores y lecturas; así como en las relaciones de la biblioteca con los ciudadanos. Trabajo en el Centro de Desarrollo Sociocultural, de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, en Peñaranda de Bracamonte (Salamanca).

Latest posts by María Antonia Moreno (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *