Museo Art Nouveau y Art Déco Casa Lis

Museo Art Nouveau y Art Déco Casa Lis en Salamanca

A la Casa Lis se accede desde la calle Gibraltar, nº 14, admirando su fachada norte, uno de los pocos ejemplos de arquitectura modernista de la ciudad. A Casa Lis se aprende a quererla al pie de su fachada sur: un mirador acristalado y encendido de colores que visitantes y salmantinos fotografían y dibujan para llevárselo por siempre en el corazón.

Para informarnos de la historia de Casa Lis, nada mejor que visitar su web y leer sobre la génesis de este palacete urbano, enclavado sobre la antigua muralla de la ciudad. Así conocemos a D. Miguel de Lis (1855-1909), el próspero propietario de una fábrica de curtidos, uno de los cien mayores contribuyentes de la Salamanca de su tiempo y un hombre moderno que, naturalmente, quiso una residencia moderna.  Joaquín Vargas Aguirre (1857-1935), arquitecto provincial, desarrolló el encargo: organizó la vivienda en torno a un patio interior y diseñó una fachada construida con hierro y vidrio, siguiendo los preceptos de la arquitectura industrial. Para salvar el desnivel hasta el actual paseo del Rector Esperabé, ideó una escalera que rodea de unas terrazas ajardinadas y una gruta cubierta de rocalla que aligera el conjunto. El resultado es uno de los pocos ejemplos de arquitectura industrial empleada para uso residencial. La casa-palacio, que se construye rápido a tenor de las fechas, se inaugura en 1906 y en 1917, cambia de propietario: se muda a ella, junto con su familia, el futuro rector de la Universidad de Salamanca, Enrique Esperabé de Arteaga (1869-1966). Después, la Casa Lis es habitada por diversos inquilinos, entrando en un periodo de decadencia y peligro de ruina, hasta que en 1981 es adquirida por el Ayuntamiento de Salamanca. En 1995,  la Casa Lis abre de nuevo sus puertas, esta vez, como Museo Art Nouveau y Art Decó. Y aparece otro nombre importante: Manuel Ramos Andrade.

El Museo Art Nouveau y Art Decó no es posible concebirlo sin la figura del donante y mecenas salmantino Manuel Ramos Andrade, quien cedió la mayor parte de los fondos que hoy componen la colección del museo. Natural de Navasfrías y de origen humilde, Manuel Ramos Andrade fue un hombre generosos y emprendedor que se hizo a sí mismo. En la actualidad, la Fundación que lleva su nombre gestiona el museo.

Sólo por todo lo referido merece la pena una visita a la Casa Lis; pero aún hay más. El museo cuenta con una programación estable que va más allá de la simple muestra expositiva permanente; algunos ejemplos recientes son las presentaciones y coloquios en torno a obras literarias;  las tertulias sobre viajes y los conciertos,  organizados por la Asociación de Amigos del Museo; la participación en diferentes campañas de Bookcrossing desde la Biblioteca del Museo;  o Las Noches Lis que han alcanzado su sexta edición y que este verano están dedicadas a Coco Chanel, en el contexto de la muestra temporal Coco Chanel y sus amigos. El programa de conciertos de este verano se denomina Esta noche con Coco y se desarrolla en la Terraza de Lis, desde el pasado 19 de junio. Aún podemos disfrutar de la magia de las noches de los viernes del 24, 31 de julio y 7 de agosto…

La Terraza de Lis es un espacio de indudable encanto; como lo es la Cafetería Lis. Precisamente, estuve en ella el sábado pasado, tomándome un café entre flores y estrellas rojas. Fui a visitar la muestra de Coco Chanel y sus amigos: numerosos artistas de la vanguardia de la primera mitad del siglo XX: Diaghilev, Stravinsky, Coceau, José María y Misia Sert, Picasso, Dalí o Apel.es Fenosa. Me perfumé con las esencias del mítico Chanel nº 5 (sándalo, azahar, jazmín e ylang-ylang) y calibré que hace falta algo más para ser una mujer de bandera, quizás la elegancia de Gabrielle, o las alas de Coco, o el alma de Chanel. Zapatos, vestuario de los ballets rusos, fotografías, su voz… Pasé un par de horas exquisitas recorriendo esta exposición y revisitando los fondos de criselefantinas y bronces, las muñecas de porcelana, los abanicos, los vidrios. Asomándome al mirador.

5

Sólo por todo lo referido hay que visitar la Casa Lis. Pero además, les insto a que sigan al museo en sus perfiles y canales de las redes sociales: Twitter, Facebook, Pinterest,  YouTube, Flickr, Vimeo o Foursquare. He aprendido mucho siguiendo sus comentarios, sus respuestas, sus mensajes. Son educados, agradables, sensibles, responden en cuanto pueden, conversan, informan, potencian la comunidad a través de iniciativas tales como el Día Internacional de los Museos o los concursos de microrrelatos… No puedo dejar de citar a Alejandra Mar Casado, su DIRCOM, y su excelente trabajo (miren cifras y lean. Sobre todo, lean y admiren).

¿Les hace falta una razón más para ser #LIS?  Les doy algunas más: visiten al museo en Art Project de Google, para ir alimentando la mirada; sepan que en agosto el museo también abre los lunes; cuando visiten la Casa Lis se encontrarán con un equipo profesional y muy amable y podrán, si lo desean, adquirir un detalle #LIS en la Tienda del museo. O, simplemente, curiosear marcapaginas, cajas, tazas, réplicas de libélulas o de jarrones maravillosos.

Como dirían en @museocasalis : ”Feliz visita. Un abrazo #LIS”

The following two tabs change content below.

María Antonia Moreno

Mi blog pretende recoger, analizar y reflexionar sobre proyectos y acciones puestas en marcha desde la biblioteca pública; teniendo como eje y centro de atención el lector. Un lugar de encuentro y conversación para todo aquel que esté interesado en la mediación entre lectores y lecturas; así como en las relaciones de la biblioteca con los ciudadanos. Trabajo en el Centro de Desarrollo Sociocultural, de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, en Peñaranda de Bracamonte (Salamanca).

Latest posts by María Antonia Moreno (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *